13-05-2011 / 18:30 h EFE

Pensada para hacer el arte contemporáneo más asequible a todos los públicos, la feria nació en Londres en 1999 y, desde entonces, no ha parado de crecer en popularidad y en la calidad de sus participantes, ya que actualmente se organiza en diez ciudades de todo el mundo.

La pintora española Aurora Boza, que expone en Amsterdam con la Galería Gaudí, explicó a Efe que el valor específico de la muestra no es solamente "la variedad enorme de estilos y técnicas" que incluye, sino sobre todo que "está dirigida a todo el mundo, siendo así un foro de promoción para artistas y una oportunidad para los visitantes".

El objetivo de la feria es precisamente que el arte sea accesible a todos los bolsillos, por lo que las obras expuestas deben oscilar entre 100 y 5.000 euros, sin poder salirse de ese intervalo de precio.

Boza, que ha incluido ocho de sus pinturas figurativas en la muestra, reconoció que espera vender alguna de ellas, pero resaltó que, sobre todo, es importante que un público internacional conozca su trabajo, para así "poder transmitir las emociones" que quiere evocar con cada una de su obras.

Desde sus comienzos en Londres, la iniciativa ha vendido arte por un valor total de 100 millones de euros y, por sus diferentes ediciones, han pasado hasta 783.000 personas de todo el mundo.

En la que es su quinta edición en Amsterdam -desde su apertura ayer durará todo el fin de semana-, los visitantes podrán no sólo contemplar y quizá comprar alguna de las obras de las 85 galerías participantes, sino también hacer sus propias piezas artísticas en talleres gratuitos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2017
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD