08-05-2011 / 12:00 h EFE

El autor de la tesis, el profesor Luis López González, ha explicado, en una entrevista a Efe, que respirar profundamente durante cinco minutos antes de iniciar la clase, cerrar los ojos y visualizar el mar o un paisaje que relaje y adoptar una postura cómoda, entre otros pasos, puede calmar a los alumnos y ayudarles a afrontar las asignaturas que les esperan a lo largo del día.

Que la relajación ayuda en muchos aspectos de la vida cotidiana no parece nada nuevo, pero sí lo es el estudio de 44 métodos diferentes que ha realizado López y que propone las bases para un nuevo modelo científico de relajación aplicado a la escuela, denominado 'relajación vivencial'.

Por primera vez, esta tesis doctoral, calificada con un 'cum laude' por la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona, estudia la correlación entre relajación, clima de aula, competencia emocional y rendimiento académico, y propugna la aplicación del citado método para conseguirlo.

"Lo he llamado método Treva (Técnicas de Relajación Vivencial Aplicada al Aula), que ya se ha experimentado en una docena de centros escolares, públicos y privados, de primaria y secundaria de Cataluña, con buen resultado", ha valorado López.

Este profesor de instituto no aspira a que la administración adopte su metodología de relajación para implantarla en todos los centros por "razones económicas evidentes en la crisis que atravesamos y, también, porque no podría asumir la formación de los profesores, y de lo que se trata es de vivir como predico, relajado y sin estrés".

El autor de Treva propone doce recursos psicofísicos distintos: autoobservación, respiración, visualización, voz-habla, letting-go, conciencia sensorial, postura, movimiento, energía, focusing, silencio mental y centramiento, a desarrollar por profesores formados en esta metodología.

López asegura en su tesis que los resultados de su estudio indican que la aplicación del Treva de relajación en el aula "mejoró el bienestar subjetivo, la atención y el clima de aula", además de disminuir el estrés escolar de profesores y alumnos, entre otros aspectos positivos.

Su trabajo doctoral se basa en la experiencia de ocho profesores de educación secundaria de diversas asignaturas -castellano, catalán, música, inglés, ciencias experimentales, educación física y psicopedagogía-, que aplicaron las técnicas de relajación en 420 alumnos de entre 12 y 18 años de un instituto de Castelldefels (Barcelona), a lo largo de todo un curso escolar.

Primero, López formó a los profesores y, después, éstos intervinieron en sus propias clases durante varios ciclos semanales.

Los efectos positivos no se hicieron esperar y la relajación vivencial aplicada al aula con el modelo científico desarrollado por López consiguió "mejorar el rendimiento académico, por lo que el programa puede contribuir a prevenir el fracaso escolar", asegura.

"El profesor que se implica en la relajación no se estresa, no se cansa, y éste es un matiz muy importante", considera Luis López, que sabe por propia experiencia la paciencia de que debe hacer gala actualmente un docente.

Desde la experiencia en el IES Mediterrània de Castelldefels, "el boca a boca ha funcionado" entre los docentes, dice López, que ha extendido su programa por otras escuelas catalanas, y ha plasmado su estudio en un libro, "Relajación en el aula. Recursos para la educación emocional" (editorial Wolters Kluwer).

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD