19-04-2011 / 16:20 h EFE

En el juicio celebrado hoy en el Juzgado de lo Social número 17 de Valencia, derivado de la demanda presentada por los trabajadores contra Aena, el representante legal de los controladores ha defendido que este servicio "forzoso" les obliga a estar disponibles los 365 días del año, algo que resulta incompatible con la "vida familiar normal".

Según ha apuntado el letrado, no se trata de negar a la empresa la cobertura excepcional en caso de necesidad -por una incidencia- para garantizar el servicio, sino de que Aena no utilice este turno exprés para "suplir sus carencias diarias de organización".

"En todo caso, la imposición de este servicio, de manera además inmediata y obligatoria, vulnera unos derechos fundamentales de los trabajadores que estarían por encima de lo establecido por la norma organizativa estrictamente empresarial que establece el servicio", ha expuesto.

El abogado ha insistido en que no entran a discutir la aplicación, efectividad o licitud de la ley reguladora del tránsito aéreo, que establece el "servicio forzoso", pero ha recordado que "toda norma jurídica es de aplicación indiscutible siempre que no vulnere otras de igual aplicación y que afecten a derechos fundamentales".

"En este caso, debe prevalecer el derecho fundamental del artículo 14 de la Constitución, en su vertiente de circunstancias personales de los profesionales afectados, y el 39, sobre protección de la infancia y la obligatoriedad de los padres de atender a sus hijos menores", ha defendido.

"Además, el derecho del trabajador ha de protegerse en cualquier caso, como recoge el Estatuto de los Trabajadores, sobre una norma organizativa estrictamente empresarial", ha añadido, al tiempo que ha denunciado que Aena requiere a los trabajadores para el servicio exprés "sólo unos días antes" y bajo la "amenaza de, si se niegan, abrirles un expediente disciplinario".

Uno de los controladores aéreos, que comparece en el juicio como actor, ha dicho al juez que con su demanda no quieren "estar por encima del bien y del mal", sino evitar que quede "a la arbitrariedad de Aena" la aplicación de un servicio que ha de realizarse "de manera excepcional y no día a día y con coacciones".

Ha reclamado además que, en todo caso, ese turno se retribuya como horas extraordinarias, aunque, en referencia a la conciliación de familia y trabajo, ha considerado que hay "daños" que causa el servicio denunciado que no son "reparables".

Por su parte, la abogada del Estado ha criticado que la demanda no diferencie ni concrete los diferentes tipos de turnos de trabajo de los controladores -imaginaria simple, imaginaria forzosa y servicio forzoso por incidencia, entre otros-, por lo que "juega al despiste".

También ha señalado que cuando se establece un servicio extra por una incidencia se trata de "incidencias imputables a los propios trabajadores -vacaciones, baja, horas sindicales- no a la imprevisión de Aena".

Asimismo, ha destacado que el absentismo de los controladores aéreos llegó en julio de 2010 a superar el 22 por ciento, "incidencia" que se tuvo que cubrir con otros trabajadores.

En este sentido, ha puntualizado que, "a pesar de todo", la mayoría de los demandantes "no ha tenido que hacer más de dos o tres turnos forzosos" de los que se quejan.

"De hecho, en 2011 sólo ha habido dos turnos de este tipo.

Incluso en 2009 hubo más tunos de este tipo que en 2010. Lo único que ha cambiado es que ha variado el régimen retributivo", ha apuntado la letrada.

En su turno, el Ministerio Fiscal ha planteado la posibilidad de la inadecuación de procedimiento, la entender que la causa "quizá debería tramitarse por la vía del conflicto colectivo".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2017
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD