12-04-2011 / 15:00 h EFE

"Grimègies" se representará los días 16 y 17 de abril en el Teatre Bartrina de Reus, y después tiene intención de girar por toda Cataluña y por España, siempre que lo pueda combinar con las funciones del Circ Cric, que también dirige Poltrona.

Así, se prevé llevar "Grimègies" al Poliorama de Barcelona y a un teatro de Madrid, según ha explicado una colaboradora de Poltrona, Montse Trias.

En rueda de prensa, Tortell Poltrona ha explicado que "Grimègies" tiene su origen en una palabra que pronunciaban sus padres cuando era pequeño, "grimèjia", o sea, travesuras, y que, al recibir el encargo de este montaje por parte del Centro de Artes Escénicas de Reus (CAER), pudo comprobar que a principios del siglo XX existió en esta ciudad una revista satírica denominada "Grimegia".

"Localizamos un ejemplar de 1917 y se lo compré a un particular", ha indicado el payaso catalán, que con esta obra vuelve a subirse al escenario de un teatro después de diez años.

Tras el encargo, raro porque "a los payasos no se nos encargan este tipo de trabajos", optó por una obra "que hiciera reír en un momento dramático para la sociedad" y decidió bucear en la antropología de los payasos para convenir que "lo que hace reír es lo que no se comprende", como los truenos, los relámpagos o la muerte.

Así se decidió por tratar la muerte, pues "ahora se vive pensando en que no moriremos nunca, y morimos pensando que no hemos vivido".

Una vez con la idea en la cabeza, contactó con Pepe Viyuela y se pusieron a escribir el texto, para lo cual también contó con el apoyo de Claret Papiol, el payaso argentino Chacovachi o de Arcadi Oliveres, además de con la colaboración artística de Mario Gas.

Asimismo, en la obra ha reunido "a toda su familia artística" para un montaje que "no es teatro infantil" y que, tras dos meses de ensayos, llega ahora a Reus.

Por su parte, Mario Gas ha agradecido "la persistencia" de Poltrona para que participara en un proyecto de "one man show" y poder "aportar alguna cosa".

"Normalmente, en este tipo de montajes, el director artístico lo malbarata todo. Yo he intentado respetar su personalidad y que viaje sin cadenas", ha añadido Gas.

Por otra parte, Poltrona, que la semana pasada finalizó una gira con su circo que ha contado con 32.000 espectadores, se ha mostrado muy crítico con la falta de ayuda de las administraciones hacia este arte y el escaso presupuesto, por lo que "dentro de poco tendremos que pagar".

A su juicio, todo depende de "si en la ciudad a la que vas hay gente que te espera", como en Falset (Tarragona), por ejemplo, aunque no se denominen poblaciones "amigas del circo" como otras que, en esta gira, le han puesto un sinfín de trabas.

En esta línea, ha explicado que en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) sufrieron "siete inspecciones de electricidad" o que "en Manresa (Barcelona), me pidieron la fianza poco antes del estreno y ahora nos piden una tasa por haber colgado una publicidad que luego retiramos".

O como en Rubí (Barcelona), donde les solicitaron la hoja de reclamaciones porque "decían que lo nuestro no era circo".

Ante esta situación, Poltrona dice que ha optado por "pedir perdón antes que por pedir permiso", y ha pedido que se diferencie "el circo con voluntades culturales" de los restantes, que también deben existir.

"Hay que acabar con las políticas discriminatorias hacia el circo", ha apostillado Tortell Poltrona.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD