30-03-2011 / 13:10 h EFE

Según informó hoy la FAO en un comunicado, las familias rurales pakistaníes están formadas por ocho miembros de media, por lo que la cosecha de trigo prevista para este año servirá para alimentar a cuatro millones de personas en los próximos seis meses.

Tras las inundaciones de 2010, que afectaron a más de 18 millones de personas en Pakistán, la FAO consiguió recaudar 92 millones de dólares para ayudar a los damnificados, de los que 54 fueron empleados en la compra y distribución de semillas de trigo de calidad el pasado mes de agosto.

Cuando termine la cosecha de este año, según la FAO, las semillas donadas habrán producido un cultivo valorado en casi 190 millones de dólares de un alimento tan básico como la harina de trigo.

"La inversión que hicieron los donantes se cuadruplicó. Es más, los agricultores podrán conservar semillas de la cosecha de este año para sembrar de nuevo dentro de unos meses", anunció hoy el jefe del Servicio de Operaciones de Emergencia de la FAO, Daniele Donati.

Este organismo, que dirigió el Grupo Agrícola encargado de atender a 1,4 millones de familias de agricultores en Pakistán, recibió 92 millones de dólares de los 107 que había pedido.

Los donantes fueron: Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Italia, Reino Unido, Suecia, la Comisión Europea, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF).

Además de contribuir a la siembra de trigo, la FAO estima que su intervención salvó la vida a casi un millón de cabezas de ganado, ya que les proporcionó amparo provisional y vermífugos y piensos secos para casi 290.000 familias.

"Las intervenciones pecuarias dieron muy buenos resultados porque cuesta 10 veces más comprar un animal nuevo, lo que muchas veces representa los ahorros de toda la vida de una familia", señaló Donati.

La FAO también está supervisando un millar de actividades relacionadas con la limpieza de los canales de las provincias afectadas, y próximamente distribuirá semillas de arroz de calidad a unas 25.000 familias de la zona de Sindh, según informó hoy.

No obstante, el organismo de Naciones Unidas advirtió de que en esta región hay más de 700.000 familias que necesitarán ayuda durante los próximos meses.

Por último, la FAO recordó que las prioridades de recuperación para el pueblo pakistaní en los próximos dos años son aumentar la producción agropecuaria, pesquera y agroforestal, mejorar la alimentación y la nutrición y dar impulso a los servicios de extensión agrícola para que ofrezcan asesoramiento a los agricultores sin tierras y a los pequeños productores.

"Las actividades para cumplir estos objetivos centrales reducirán significativamente la vulnerabilidad de las poblaciones atendidas, mejorarán la producción de alimentos y la generación de ingresos y aumentarán la resiliencia de las comunidades afectadas ante las crisis futuras", sentenció Donati.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD