28-02-2011 / 14:00 h EFE

Se trata de una aventura que ha bautizado como "Reto Moto 2000", ya que inicialmente el objetivo era enfrentarse con su bici a una moto de 75 centímetros cúbicos, pero que no podría disponer de ningún tipo de asistencia.

García Juanes quería demostrar que el ser humano y la bicicleta "son más eficientes de lo que pensamos", pero como de momento ningún motorista ha recogido el guante, este aventurero, licenciado en Ciencias de la información y cunicultor de profesión, lo afrontará en solitario.

Para ello, dispone del permiso correspondiente para usar el circuito, donde recorrerá los 6.000 kilómetros sin ningún apoyo externo y cargando con todo el equipaje necesario para aguantar el recorrido, lo que le obligará a montar y desmontar la tienda todos los días.

En el caso de que apareciera algún motorista, éste también tendrá que cargar desde el primer día con todo lo necesario para recorrer esos kilómetros, lo que incluye unos 500 litros de combustible, que obligará al velocípedo a arrastrar en los primeros días unos 700 kilos de peso.

Juanes avanzó a EFE que el próximo lunes se dará "un buen atracón de comida" en un restaurante próximo a la pista Telefunken de Robra (Outeiro de Rei) y luego se dispondrá a pedalear durante unos 24 días, sin más medios que los que sea capaz de transportar en la bici y un remolque del que tendrá que tirar, cargado con 82 kilos de peso, de los que 15 serán de comida, además de 42 litros de bebida y otros enseres.

Leche, galletas, cereales, mantequilla, turrón, higos secos, bebidas isotónicas, puré de patata, embutidos y aceite de oliva formarán parte del avituallamiento diario de García Juanes, que recientemente ya había recorrido otros 3.000 kilómetros en bicicleta, pero en se reto cargaba con todo el peso sobre el velocípedo.

En bicicleta, a pie, patinete o bici adaptada al hielo y nieve, este vecino de Castroverde (Lugo) ha protagonizado numerosos retos que siempre los ha vinculado con algún aspecto reivindicativo, como llamar la atención sobre las minas antipersonas, que la muralla de Lugo fuera declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO o contribuir a incrementar las donaciones de sangre.

En esta ocasión la reivindicación pasa por llamar la atención sobre las prestaciones de la bicicleta, especialmente en esta época de crisis, hasta el punto de mostrarse convencido de que potenciar su uso "sí sería una buena medida económica", frente a otras iniciativas del gobierno como rebajar la velocidad a 110 kilómetros por hora.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2017
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD