26-12-2010 / 13:20 h EFE

La prueba vizcaína, una de las más antiguas de cuantas se corren en España -nació en 1930 y esta es, como organización, su tercera etapa-, se llevó a cabo en una jornada soleada, pero con el termómetro señalando -2 grados y, durante bastantes kilómetros por la ribera derecha de la ría, los participantes soportaron viento de frente.

Un problema con un autobús de la línea Areeta-Armintza provocó un retraso en la salida, en la que no se alineó ninguno de los extranjeros anunciados. La carrera, fuera del calendario y sin control por jueces federativos, discurrió con total normalidad hasta su final en el bilbaíno paseo de Uribitarte.

Josu Amutio dio un tirón apenas dada la salida. Tras él se colocó Unai Castrillejo, que actualmente corre por el equipo italiano Ciudad de Génova. Hasta el kilómetro 3 fueron juntos teniendo la cabeza del pelotón entre 200 y 300 metros.

Bajó el interés de la competición antes de pasar el kilómetro 5 habida cuenta la amplia ventaja sacada por Amutio, que demostró una espléndida forma. Superado el kilómetro 6, el soplo frontal del viento y la ausencia de adversarios le hicieron bajar el ritmo.

Alcanzó el kilómetro 10 en 31:30 y cruzó la meta en 38:21.

Los puestos segundo y tercero fueron para Unai Castrillejo (40:28) e Igor Castillo (42:30), del CA Laudio, el más rápido de seis atletas en el esprint.

Virginia Berasategi participó sin rivales que la inquietaran. Su octava victoria -la primera en 1996 y la última en 2008- se materializó en 45 minutos. Fue ésta su primera comparecencia deportiva desde que terminó cuarta el acreditado Ironman de Hawai.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2017
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD