09-12-2010 / 15:20 h EFE

Rivero, que se ha reunido hoy con los agentes económicos del archipiélago afectados por el caos aéreo, no precisó la cuantía de las compensaciones que se reclamarán a los controladores porque aún es preciso concretar todas las pérdidas sufridas en cada uno de los sectores.

No obstante, antes del encuentro, el presidente de la Federación de Empresarios de Hostería y Turismo de Las Palmas, Fernando Fraile, informó de que los perjuicios en el archipiélago por el cierre aéreo podrían rondar los 100 millones de euros.

Rivero manifestó que para el Ejecutivo regional que preside el "único culpable" de lo ocurrido en los aeropuertos españoles en los últimos días es el colectivo de controladores aéreos, al que dirigirá la nueva demanda, y agregó que a su responsabilidad habrá que sumar, de forma subsidiaria, la de Aena.

Destacó que a esta nueva iniciativa judicial del Gobierno canario se han sumado tanto las confederaciones de empresarios canarias, cámaras de comercio, patronales turísticas y sectores como el de vehículos de alquiler, ocio, comercio, agencias de viaje, aerolíneas y consumidores, con los que se reunió hoy.

El presidente canario subrayó que el archipiélago tendrá que hacer un esfuerzo para recuperar la "imagen atractiva" como destino turístico después del "gravísimo perjuicio" que ha causado la protesta laboral de los controladores aéreos.

Destacó que en el archipiélago los efectos de este plante se han "multiplicado por mil", ya que, frente a lo que ocurrió en la Península, a los usuarios de los aeropuertos no se les dio la opción de canjear sus billetes de avión por otros de tren.

Paulino Rivero indicó que a la demanda colectiva que presentará el Gobierno canario y los agentes económicos del archipiélago se podrán sumar otras que interpongan a título individual los distintos sectores afectados por el cierre del espacio aéreo canario.

En opinión del presidente canario, la respuesta unánime del sector público y privado ante la situación creada por este colectivo de trabajadores, "que ha puesto en jaque a un país, marcará un antes y un después".

Por su parte, el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, Sebastián Grisaleña, manifestó el "total apoyo" del tejido productivo canario a las medidas emprendidas por el Ejecutivo regional y la "rabia contenida ante la actividad poco ética del colectivo de privilegiados" que, a su juicio, constituyen los controladores aéreos.

Griseleña consideró necesario presentar "mañana, mejor que pasado" la nueva demanda contra los trabajadores que obligaron a cerrar el espacio aéreo español este fin de ante el daño que esta situación ha hecho a la economía y la imagen de Canarias.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD