02-12-2010 / 17:10 h EFE

Los matrimonios mixtos de la UE podrán elegir qué ley quieren que rija su divorcio y, si no hay acuerdo, se recurrirá a un listado de reglas predeterminadas para decidirlo.

De esta forma, se pretende superar un asunto legal problemático y oneroso para los 16 millones de matrimonios mixtos que existen en los países comunitarios, que suponen un 13 por ciento de los hasta 122 millones de uniones en la UE.

El nuevo régimen para divorcios internacionales era una de las prioridades en materia de Justicia de la anterior presidencia española de la UE y fue la primera medida de la historia en aprobarse por cooperación reforzada entre catorce Estados comunitarios.

Ante una separación o divorcio, los cónyuges podrán consensuar si se aplica la legislación en vigor en el país donde se casaron, en el que residen, en el Estado de alguno de los dos o en el que se ha interpuesto la demanda de divorcio.

Si no hay acuerdo entre ambos, entonces la UE presentará una serie de principios, entre los que predomina el lugar de residencia de los cónyuges en el momento de interponer la demanda de divorcio.

La ley que entre en juego regirá la sentencia de divorcio o separación, sin que afecte al ámbito patrimonial o de guarda y custodia de los hijos del matrimonio.

Este nuevo régimen de divorcio ha sido aprobado por primera vez por el mecanismo de la cooperación reforzada, que permite a un grupo de Estados dar luz verde a una medida sin que le siga el resto.

España está en ese grupo, junto a Francia, Bulgaria, Italia, Hungría, Luxemburgo, Austria, Rumanía, Eslovenia, Alemania, Bélgica, Letonia, Malta y Portugal.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD