30-11-2010 / 19:20 h EFE

En un su rueda de prensa semanal, el funcionario iraní dio a entender, asimismo, que se trata de una conspiración urdida para favorecer "los ilegítimos intereses de Israel y sus aliados occidentales".

"En cuanto a los documentos de Wikileaks, el presidente ya dijo que se trata de algo muy sospechoso. Han incluido ciertos crímenes verdaderos de los países occidentales y de Estados Unidos para darles credibilidad", afirmó.

Su publicación fue una acción coordinada. Tal magnitud de documentación no puede ser publicada sin la cooperación de los servicios secretos occidentales, y en particular de los de Estados Unidos, agregó.

Al hilo de este argumento, Mehmanparast insistió en que sirve a los intereses de Israel y sus aliados y subrayó que forma parte de un esfuerzo para causar discordia en la región y extender la fobia a Irán, por lo que instó a los países de zona a mantenerse alerta.

"El hecho verdadero es que de todos esos documentos (la secretaria de Estado norteamericana, Hillary) Clinton se ha fijado en esos relativos a las preocupaciones de los Estados árabes sobre el programa nuclear iraní, lo que los hace aún más sospechosos", concluyó.

Parte de la citada documentación, integrada por cables diplomáticos de embajadores en la zona, aluden a que diversos mandatarios árabes habrían expresado su preocupación por el programa nuclear iraní y habrían instado a Estados Unidos a frenarlo, incluso por la fuerza.

Gran parte de la comunidad internacional, con EEUU e Israel a la cabeza, acusa a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de carácter clandestino y objetivos militares a fin de conseguir un arsenal atómico, una alegación que Teherán rechaza.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD