26-11-2010 / 18:50 h EFE

El cineasta que se encuentra en Gran Canaria para clausurar el festival de "San Rafael en Corto" aseguró en una entrevista concedida a la Agencia Efe que los tebeos son historias que sin querer "te están enseñando a contar" porque son encuadres, son ritmos, son diálogos, y son "hasta música".

Cuando empezó a hacer cine y a manejar su lenguaje, se dio cuenta de que hay puntos en común "indiscutibles" entre ambos, y quizás de una forma inconsciente "ha teñido mi forma de contar, porque me encanta la forma tan concisa, tan precisa y tan divertida que tiene el tebeo de contar las historias".

Fesser adelantó que su proyecto más inmediato y en el que se encuentra inmerso en estos momentos es en el rodaje de "Mortadelo y Filemón 3", que se encuentra en fase de preproducción, y añadió que será un proyecto largo porque técnicamente es un complejo, por lo que si todo sale bien se estrenará en las navidades del 2012.

Además de esta película hay otros proyectos en marcha, el más inmediato un cortometraje y una campaña de publicidad, pero la historia de Mortadelo y Filemón va a requerir una atención absoluta por su complejidad, ya que el reto de esta historia "es no repetir nada, y no repetirme yo mismo a la hora de trasladar el tebeo a la realidad".

Fesser que presentó ante los escolares su documental "Binta y la gran idea", rodado en Senegal y nominado a los Oscars en 2007, recordó que para su realización se desplazó al país un grupo de cuatro personas con una cámara, un micro y un trípode, y fue allí donde "convertimos el documental en una ficción".

"Para mí fue como una superproducción" porque había todo lo que hacía falta, aunque también es verdad que en un sitio como esa aldea senegalesa, "coloques la cámara donde la coloques, vas a obtener algo interesante".

Gracias al rodaje de este cortometraje, dijo el director de otras películas como "Cándida" o el "Milagro de P. Tinto", se pudo profundizar más en una cultura que no "está contaminada por la sofisticación a la que estamos acostumbrados".

Por eso, indicó Fesser, "vivo la situación del Sáhara Occidental con tristeza, ya que para mí el pueblo saharaui no es un ente abstracto, ni es un grupo que pulula por el desierto, sino que son nombres y apellidos de gente, de niños y de padres, que he tenido la suerte de conocer".

Aparte de tristeza, "me provoca bastante dolor" la falta de contundencia de quien precisamente tendría que intervenir en la solución de un "pueblo desesperado y, desde mi punto de vista, injustamente tratado".

"Es penoso escuchar declaraciones tan ambiguas y poco claras que al final lo único que están haciendo es legitimando los abusos del reino marroquí", opinó el director.

De otro lado, dijo además que conserva el espíritu de quién empieza, y lo que le apetece en estos momentos es "hacer lo que no he hecho antes", por lo que seguirá investigando formatos, géneros, y modalidades hasta agotarlos.

En cuánto a la situación del cine español, Fesser afirmó que no es un experto de la cinematografía nacional, pero cree que el cine español es "superdiverso", ya que hay películas muy diferentes y excepcionales que el público no conoce porque no tienen la distribución que se merecen.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD