12-11-2010 / 0:30: h EFE

Bajo su eslogan "Una Catalunya millor" (Una Cataluña mejor), CiU ha celebrado el tradicional acto de inicio de campaña en plena plaza Cataluña de Barcelona ante más de millar y medio de fieles, que abarrotaban una carpa instalada para la ocasión.

Desde el simbólico kilómetro cero de la capital catalana, Mas se ha visto arropado por la plana mayor de CiU, incluido un Jordi Pujol que esta vez no ha hablado, además de un representante del Partido Quebequés, a quien Mas le ha expresado su agradecimiento en francés.

Mas ha insistido en disuadir a los suyos de la tentación de creerse los sondeos, tan favorables a CiU: "Me he pasado media vida política contra encuestas adversas y ahora me veo obligado a luchar contra encuestas positivas, que son más peligrosas".

El candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat ha apelado al "voto útil por el cambio" para poder formar un "gobierno fuerte" que no se vea obligado a "mendigar pactos" con otros partidos.

"No son unas elecciones entre izquierdas y derechas, entre catalanistas e independentistas, sino entre el presente que tenemos y el futuro que queremos como catalanes", ha proclamado.

Mas ha vaticinado una campaña con "ataques, descalificaciones y pieles de plátano" por parte de sus adversarios, pero ha subrayado que, si al final a CiU se le escapa la victoria de su mano, asumirá su culpa: "Si no lo logramos, la responsabilidad será mía. Pero esta vez lo lograremos".

En uno de los momentos más llamativos del acto, Mas ha abandonado el atril por unos segundos y, en homenaje a la gente que le apoyó en su "larga marcha" en la oposición, ha arrancado a aplaudir a los presentes, que le han correspondido con gritos de "¡Mas president!".

También ha dedicado un sentido agradecimiento al ex 'president' Pujol, por haberle "dejado hacer" como líder de CiU y por haber "disculpado" sus "errores" en estos años desde la oposición.

Previamente a Mas ha tomado la palabra el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, a quien hoy correspondía desempeñar el papel de flagelo del tripartito, que dejará "9.000 millones de deuda".

Duran ha denunciado la "falta de autoridad" de José Montilla y ha hecho un llamamiento a enterrar el "reino de taifas" del tripartito, un "experimento inédito en la política mundial", porque "el mismo gobierno se ha hecho oposición a sí mismo y, cuando le sobraba tiempo, hacía oposición de la oposición".

"Menys atur i més Artur" (Menos paro y más Artur), ha exclamado Duran, que ha advertido: "Lo que nos jugamos el 28-N es si Cataluña se va a hacer puñetas".

También ha intervenido el 'alcaldable' de CiU por Barcelona, Xavier Trias, que ha vaticinado: "Ganar ahora nos servirá para dar el salto final que nos llevará a ganar el ayuntamiento".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD