07-10-2010 / 20:10 h EFE

Tras varios viajes a América Latina por temas de cooperación durante las vacaciones de verano, la autora pidió una excedencia en su trabajo para ir a Perú, Ecuador y Colombia, donde convivió con diversas organizaciones de ayuda a damnificados de terremotos, a niños maltratados, a familias desestructuradas y a mineros que viven en zona de conflicto armado.

Animada por el círculo de amigos que habían seguido de cerca su experiencia, al regresar a Barcelona escribió "Halcón de los Andes" (Ediciones Libertarias), en el que intercala recuerdos, fragmentos de su diario personal y artículos publicados con el objetivo de hacer visible el trabajo de ONG con pocos recursos, "unas ONG -ha dicho a EFE- que, a pesar de las condiciones difíciles en las que trabajan, continúan adelante".

El resultado es una guía que conduce al lector por un itinerario alejado de las rutas turísticas habituales de países como Perú, Ecuador o Colombia.

El hilo argumental que retrata como si fuera un espejo la realidad social de esos países latinoamericanos se entremezcla con anécdotas, algunos momentos cómicos e instantes duros y con recuerdos de Barcelona y de sus familiares y amigos.

"Halcón de los Andes" inicia su recorrido en San Antonio de Salas, un poblado de Perú destruido en agosto de 2007 por un fuerte terremoto, donde la periodista convivió durante tres semanas como voluntaria con doscientas familias que estaban reconstruyendo sus casas gracias al material y ayuda de la ONG española Esperanza Sin Fronteras (ESF).

Allí, la autora se convirtió en una improvisada maestra y en madrina de la promoción de los 13 alumnos de Sexto de Primaria, un acontecimiento que en Perú se celebra de manera especial.

Del calor de Salas hasta Colombia, Basanta describe sus experiencias en ruta por Cuzco, el turístico Machu Pichu y Pomanchi, pueblo indígena de la sierra, donde la periodista catalana trabajó en la casa hogar para niños Hatun Sonqo (corazón grande, en quechua), que acoge a huérfanos, niños maltratados o hijos de familias pobres.

Tras un paréntesis en las islas Galápagos, la periodista recaló en Ambato, Illagua, San Andrés de Tumaco y Guamocó, un recorrido en el que entró en contacto con la Fundación Jóvenes para el Futuro, o con la escuela La Unidad, en la sierra ecuatoriana.

En Colombia colaboró con IPO (International Peace Observatory), una ONG de defensa de los derechos humanos con la que la autora trabaja desde 2005 y con la que había viajado dos veces en varios proyectos en el país aprovechando las vacaciones de verano.

En las remotas montañas de Guamocó conoció a mineros con pocos recursos para sobrevivir: "Pobres en minas de oro", subraya Basanta en el libro, que se agrupan para defender sus intereses ante la aplicación de la nueva ley colombiana de minería y el temor a la llegada de las multinacionales.

A través de su relato, el lector va conociendo a personas anónimas, trabajadores, amas de casa, cooperantes, estudiantes, profesores, directores, padres, madres.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD