23-09-2010 / 15:20 h EFE

La instalación se localizará en Legua Acotada (Erro-Zilbeti) en el Valle de Erro y Magnesitas la promueve como Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal "afectando a la Zona de Especial Conservación Monte Alduide", según ha afirmado hoy la Sociedad en un comunicado.

En él precisa que ya han remitido una carta tanto a la consejera de Medio Ambiente del Gobierno foral como a la presidenta del Presidente de Navarra en la que exponen "los perjuicios ambientales que supondrá este proyecto" y solicitan que "denieguen la autorización en cumplimiento de la legislación vigente".

Además, SEO/BirdLife indica que ha realizado alegaciones al proyecto en las que "se demuestra" que no puede ser autorizado en cumplimiento de las Directivas Europeas y de la Ley estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, unas alegaciones que dice que se suman "a las miles" presentadas por los ciudadanos de los valles de Erro y Baztán.

"El propio Estudio de Impacto Ambiental reconoce que el proyecto afectará de forma notable la Zona de Especial Conservación Monte Alduide" y éste, "al ser un espacio designado para la conservación de especies prioritarias, no permite la aprobación de este tipo de proyectos", asegura.

Y añade que Monte Alduide es una Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000 europea y cuenta con un Plan de Gestión en vigor que regula las actuaciones permitidas en la totalidad de su territorio para conservar y recuperar, en su caso, los valores naturales", entre los que cita el hábitat del hayedo y la especie del pico dorsiblanco y que se verán "afectados de forma directa" por la cantare.

Tras calificar de "inaudito" que se proponga un proyecto así en un lugar como este, donde hay especies catalogadas en peligro de extinción, la SEO recuerda además que existe un tratado internacional de 1856 firmado entre España y Francia que fija los derechos de Francia sobre suelo español y los compromisos de España.

Así se convino que los habitantes del valle de Baigorry tengan el goce "exclusivo y perpetuo" de los pastos de la porción del territorio de los Alduides a cambio de un arrendamiento que cobra el Estado español y que son repartidos entre Baztán y Erro, mientras que España "tiene la obligación de no cambiar en nada" el estado de los pastos arrendados, "no roturando, ni labrando, ni edificando en territorio de pastos ni en los bosques", concluye la Sociedad.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD