26-08-2010 / 13:20 h EFE

El informe forma parte del último número de Nota de Economía que ha publicado la Generalitat, en el que este alto cargo de la CNE afirma que "el consumidor eléctrico en España pagó un 11% más cara su electricidad pro la financiación que hace la tarifa eléctrica de las primas equivalentes a la cogeneración y las energías renovables".

Luis Jesús Sánchez de Tembleque advierte que la situación empeorará en 2009 ya que "las primas equivalentes llegarán casi a 5.400 millones de euros, fundamentalmente por el funcionamiento de la potencia fotovoltaica instalada durante todo el año anterior y el descenso del precio del mercado".

Esto supone que las primas abonadas para potenciar la cogeneración y las renovables se habrán incrementado más de un 63% en 2009 respecto al año anterior, con el consecuente impacto negativo en el recibo de la luz.

En el caso del despliegue de la energía fotovoltaica, el informe desliza algunas críticas, denunciando que "la potencia fotovoltaica instalada durante el año 2008 ha superado todas las previsiones, lo cual ha generado actualmente unos costes muy elevados para el consumidor de electricidad".

En opinión de Sánchez de Tembleque, la alternativa para haber evitado esta situación gravosa para el consumidor pasaba era que "una vez cumplido el objetivo de planificación se debería haber establecido como fecha límite el 29 de septiembre del 2008 para el mantenimiento de las tarifas vigentes aplicables a las instalaciones nuevas puestas en marcha antes de la fecha citada".

En lugar de esto, lo que aconteció, según este alto cargo del organismo regulador de la energía, fue lo que denomina "efecto llamada", por el cual los inversores en fotovoltaica se aprovecharon del generoso marco fiscal, combinado con una caída de los costes tecnológicos y unos tipos de interés en mínimos históricos.

En todo caso, el estudio refleja que en 2007, el sobrecoste era de un 10,1% mientras que llegó al 10,9% en 2008 y ha seguido creciendo en 2009.

Respecto al volumen de primas pagadas por el Estado al sector para potenciar la cogeneración y las renovables, fue de 2.260 millones en 2007, con lo que en dos años, la cantidad de dinero público destinado a este fin se multiplicó por 2,3, hasta los 5.400 millones del 2009.

Por ramos de actividad, en 2008 el sector que más sobrecoste generó para el consumidor fue la energía eólica, con un sobreprecio del 3,8%, seguido de la solar, con un aumento del 3,2%, y por último con la cogeneración del 2,4%.

Sin estas tres energía fuertemente primadas, los consumidores españoles también habrían un pagado su sobrecoste en su tarifa de luz, pero hubiese sido sensiblemente inferior, de sólo el 1,9%.

En la conclusiones de su estudio, Luis Jesús Sánchez de Tembleque propone que "en marcos regulatorios liberalizados -como es el caso español- la regulación económica, entre otras cosas, ha de establecer mecanismos para internalizar los costes sociales en los precios de la energía y fomentar una nueva cultura del ahorro energético".

En todo caso, este alto cargo de la CNE apuesta por potenciar las renovables hasta cubrir el 30% de la demanda de electricidad prevista para el 2010.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD