17-08-2010 / 13:00 h EFE

Julián Colmenero es el dueño del único "spa" para perros que hay en el País Vasco, en Vitoria, donde muchos animales van, llevados por sus dueños claro, a relajarse o a mejorar sus dolencias dermatológicas.

Baños de ozono en una bañera de hidromasaje con pétalos de rosa, mascarillas de arcilla del mar Muerto, correctores de la acidez de la piel, pastillas relajantes o aceites especiales son algunos de los elementos que utilizan en Arabacan para satisfacer a los perros más exigentes.

La sesión suele costar en torno a los cincuenta euros pero sus resultados son excelentes desde el primer baño, según ha explicado a Efe Colmenero.

Este "encantador de perros" cuenta que muchos animales, y sus dueños, son "discriminados" en la calle porque otros perros y sus dueños les ven rascarse y piensan que tienen sarna o pulgas cuando, en la mayoría de las ocasiones, son problemas no contagiosos.

Cuenta que la mejoría que experimentan los perros en su piel con este tratamiento, muchas veces desarrollado de forma coordinada con la medicación dispensada por un veterinario, les repercute en su relación en la calle, con los beneficios que ello supone.

Por el "spa" de Vitoria han pasado durante los tres años que lleva abierto muchos animales con numerosos problemas, incluso uno con un cáncer muy avanzado al que se le ayudó a vivir lo mejor posible durante sus últimos doce meses con unas sesiones de ozonoterapia.

Normalmente los perros reaccionan relajadamente cuando sienten las burbujas debajo de sus tripas y después de los cuidados de Julián y su compañera Cristina se dan cuenta de que la vida no es tan perra.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2017
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD