28-06-2010 / 18:10 h EFE

El representante de la Plataforma, Julio Romero, ha explicado que no están en contra de regular comportamientos anti-sociales como escupir o encender fuego en la vía pública pero ha matizado que esta normativa es un catálogo de prohibiciones, sanciones y multas.

Romero considera que la Ordenanza delega en la Policía la salvaguarda de valores tan "arbitrarios" como el civismo, la convivencia y la normalidad, lo que genera "inseguridad jurídica".

Además, se entrega el espacio público, según Romero, a iniciativas privadas y "la ciudad se convierte en un mercado", mientras que hay que pedir permiso para acciones como una recogida de firmas, una protesta o una actuación espontánea, lo que "resta eficacia y legitimidad a los colectivos".

Es una normativa "reduccionista", para la Plataforma, ya que entiende el civismo como la protección del mobiliario urbano pero "la calles es más que eso, es el espacio de convivencia".

Romero ha atribuido estos cambios a la época actual, en la que interesa "dar una imagen de contundencia y ocultar lo incómodo" por lo que "la mano dura recae sobre los sectores más vulnerables y los más críticos", hasta el punto de que la Ordenanza, para este colectivo, "es una criminalización de la pobreza y la disidencia".

"Cívicxs contra la Ordenanza" presentó sugerencias a este documento en marzo, pero no han obtenido respuesta por parte del Ayuntamiento, por lo que han iniciado una campaña de recogida de firmas para pedir "un debate público amplio y profundo" que aborde un modelo de convivencia propio del Logroño de 2010.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD