02-06-2010 / 16:50 h EFE

Aunque el valor patrimonial de estos elementos es limitado, el Ministerio ha destacado en un comunicado que se trata de "construcciones curiosas" que las generaciones actuales han incorporado al paisaje de la bahía de Alcudia, "hecho que justifica su puesta en valor y conservación".

Como otros elementos arquitectónicos defensivos ubicados en la costa, tales como búnkeres, nidos de ametralladora, baterías costeras y casamatas, las torres de enfilación han quedado obsoletas y abandonadas. Ante su precario estado, el Ministerio decidió restaurarlas, a través de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar.

Se construyeron 14 parejas de torres de enfilación en total, desde la Albufera de Muro hasta la Colònia de Sant Pere. Estaban pintadas de blanco, numeradas y con marcas roja y servían para realizar ejercicios militares con los submarinos del "Polígono de Armas Submarinas" que funcionó del 1941 al 1970.

Los sumergibles navegaban por el centro de la Bahía y realizaban las maniobras para el lanzamiento de torpedos buscando la línea de posición obtenida mediante la superposición de las torres (sistema de enfilación).

Estas construcciones están ubicadas de forma regular, separadas por un intervalo de 1.240 metros, por parejas separadas entre sí 200 metros. Las torres que se encuentran en la zona de Son Real están en la mitad del recorrido de la Bahía.

La restauración forma parte de la política del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, para recuperar y mejorar el litoral español respetando y mejorando las características medioambientales y paisajísticas de cada zona.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD