06-05-2010 / 13:50 h EFE

Asi se han pronunciado hoy los expertos que participan en la XVI Jornada Municipal sobre Drogas de Gijón, que se ha centrado en el tabaquismo como una de las enfermedades sociales que "preocupa" por su alto índice de mortalidad y por las dificultades de su tratamiento.

Este es el momento oportuno para ampliar las prohibiciones, tras el "éxito" conseguido con la prohibición de la publicidad del tabaco primero y con las restricciones impuestas a los fumadores en sus lugares de trabajo y en algunos establecimientos hosteleros, han expresado los ponentes.

La directora del Máster en Tabaquismo de la Universidad de Cantabria, Miriam Otero Requeijo, ha considerado como "una necesidad imperiosa" la modificación de la Ley Antitabaco "en varios de sus aspectos", pero fundamentalmente para prohibir fumar en "absolutamente todos" los establecimientos públicos.

En similares términos se ha pronunciado también Manuel Nebot Adell, de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, quien ha asegurado que "no va a haber ninguna guerra civil" si se amplia la capacidad prohibitiva de las normas que regulan la venta y el consumo de tabaco.

En su ponencia sobre los factores que influyen en el inicio del tabaquismo, Otero Requeijo, ha asegurado que la edad media de los adolescentes que prueban su primer cigarrillo es a los 12 años, y que mas del 75 por ciento de ellos son fumadores de a diario a los 18 años.

En la adquisición del hábito de fumar intervienen factores sociales "importantes" porque los niños aprenden imitando las conductas de los adultos, por lo que "se necesita una gran campaña de concienciación social" sobre los daños del tabaquismo, según ha expresado.

La especialista cántabra ha explicado que el consumo de tabaco "provoca en españa unas 50.000 bajas al año", circunstancia que obliga a la industria del sector a esforzarse por conseguir reemplazarlas con nuevos consumidores para mantenerse en el mercado.

"Sólo en el mundo desarrollado, la industria tabacalera necesita medio millón de nuevos fumadores al año para mantener el negocio", ha afirmado Otero Requeijo.

La catedrática de Sociología de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Seviolla, María Luisa Jiménez Rodrígo, ha expresado que el tabaquismo es uno de los más importantes indicadores contemporáneos de desigualdad social y de género.

"Esto desdice la idea popular de que el tabaco es una señal de emancipación de la mujer", ha afirmado.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2018
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD