02-05-2010 / 23:00 h EFE

"Creo que esto es una señal alentadora de que realmente el conflicto que hay entre las distintas tendencias políticas en Cuba no tiene que terminar precisamente con actos de golpizas y asesinatos", declaró telefónicamente a Efe desde el hospital donde está internado en la ciudad central de Santa Clara.

Después de tres domingos sin poder marchar y de sufrir repetidos actos de acoso por partidarios del Gobierno, las Damas de Blanco sí pudieron hoy celebrar su desfile gracias a la mediación de la Iglesia Católica ante las autoridades cubanas.

El arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, reveló a la prensa internacional su gestión ante el Gobierno cubano y el compromiso de éste de permitir de nuevo las marchas dominicales de este grupo de mujeres.

El psicólogo y periodista independiente de 48 años dijo que la postura adoptada por el Gobierno da la medida de que la situación cubana "puede ser flexible y, "sin perder el poder, cuando (el gobierno) quiera puede flexibilizarse" y que "hay personas con raciocinio" para conducir la transición a "un desenlace no sangriento".

Fariñas felicitó la mediación del cardenal cubano Jaime Ortega ante el gobierno de La Habana, a pesar de sus recientes críticas a la jerarquía de la Iglesia Católica de la isla "cuando no ha tenido actitudes consecuentes".

"Si esto fue producto de la intercesión del cardenal Ortega, pues lo felicitamos porque ese es un papel justo, el que debe jugar como mediador", subrayó.

También valoró como "muy notable" la mediación de Ortega el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez, aunque opinó que el Gobierno cubano "pone por delante sus intereses políticos más que cualquier otra consideración".

Sánchez, que es portavoz de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), opina que con ese gesto, el gobierno cubano "estaría renunciando a los actos de barbarie que organizó contra estas mujeres indefensas, debido a su alto costo político".

"Resultaba evidente que la opinión pública internacional estaba rechazando esto", señaló.

El cardenal Ortega no entró hoy a valorar si la decisión del Gobierno sobre los desfiles de las Damas de Blanco supone una "flexibilización" de sus posturas aunque sí admitió que se trata de un "paso distinto" y en cierto modo "novedoso" respecto a actitudes pasadas.

Fuentes diplomáticas europeas consultadas hoy por Efe calificaron la decisión del Gobierno de "paso importante" y de "gesto claro de distensión tras semanas de crisis".

También valoraron la gestión de la Iglesia cubana en este caso, porque demuestra que es la "vía del diálogo, el respeto y la negociación" la que da resultados.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD