07-04-2010 / 19:50 h EFE

En un informe al Consejo de Seguridad, Ban expresa también su preocupación por la situación de los derechos humanos en la zona e insta a realizar un censo en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia), al que se opone el Gobierno de Argel.

"Ninguna de las partes está dispuesta a aceptar la propuesta de la otra como la única base para futuras negociaciones y parece que nada ocurrirá en sus relaciones o en el ambiente internacional que cambie esta situación en el futuro próximo", afirma el secretario general.

En su opinión, las reuniones informales auspiciadas por la ONU en agosto de 2009 en Viena y el pasado febrero en las afueras de Nueva York "no produjeron ningún progreso en los asuntos sustanciales y se necesita más trabajo antes de celebrar una quinta ronda de negociaciones formales".

Por ello, recomienda al Consejo de Seguridad de la ONU que reitere a Rabat y al Polisario el deseo de que negocien de buena fe y sin condiciones previas, además de que demuestren voluntad política para sostener "discusiones sustantivas y garantizar el éxito de las negociaciones", aprovechando "cuando sea posible" las propuestas de los dos bandos.

"Se necesitará imaginación y creatividad si se quieren conseguir avances", resalta el secretario general en el informe, en el que también recomienda que se amplíe un año el mandato de la Misión para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO), que vence a finales de abril.

Ante la ausencia de progreso en el terreno político, Ban expresa una "creciente preocupación" por la dimensión humana del conflicto por la soberanía de la ex colonia española, que Marruecos y el Polisario se disputan desde 1975.

Insta a las partes a confirmar su respaldo a la ampliación de los programas de visitas familiares de los refugiados saharauis, y pide al Consejo que aumente el papel de la Minurso en actividades de esta naturaleza que "aumentan la confianza" entre los dos bandos.

Al mismo tiempo, insta "a que se preste la atención adecuada al asunto de elaborar un censo de los refugiados y poner en marcha un programa de entrevistas individuales", a lo que Argelia se ha opuesto reiteradamente.

El máximo responsable de Naciones Unidas también resalta en el informe su preocupación por la situación de los derechos humanos, aunque no recomienda ningún mecanismo para vigilar su respeto, tal como ha pedido el Frente Polisario.

En su lugar, solicita a las dos partes que mantengan un diálogo "constructivo" con la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACDH), Navi Pillay.

"Naciones Unidas y la comunidad internacional en general están interesadas en promover el respeto de los estándares internacionales de derechos humanos y garantizar que las partes en este conflicto entienden sus responsabilidades", agrega.

El Consejo de Seguridad tiene previsto una reunión consultiva sobre el Sahara el próximo 15 de abril, con miras a adoptar el 29 del mismo mes una resolución que amplíe el mandato de Minurso.

Se espera que en esa reunión el enviado de la ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross, informe sobre el resultado de la visita a la región que realizó a finales de marzo.

Marruecos y el Polisario han celebrado desde 2007 cuatro reuniones directas en la localidad de Manhasset, en las afueras de Nueva York, sin que hayan logrado acercar posturas.

El reino alauí sostiene que la única solución realista al conflicto es su propuesta de conceder una autonomía al territorio que ocupa militarmente desde hace 35 años.

Por su parte, el Polisario insiste en la celebración de un referéndum que incluya la independencia entre las opciones.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2017
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD