21-03-2010 / 12:30 h EFE

El Reino Unido se expone además a multas de 330 millones de euros por haber incumplido los objetivos de reducción fijados por la Unión Europea y que son legalmente vinculantes, señala el dominical.

La contaminación atmosférica reduce en nueve años la esperanza media de vida en las áreas más afectadas y en ocho meses la media nacional.

Los londinenses soportan la peor calidad del aire de todo el Reino Unido: los ocho millones de personas de la capital viven en medio de un tráfico rodado excesivo y en la proximidad de varios grandes aeropuertos.

Los contaminantes procedentes del tráfico, de las fábricas, de los hogares y del uso de pesticidas en la agricultura están en el origen de partos prematuros y asma infantil, entre otros problemas.

Contribuyen además al desarrollo de enfermedades crónicas tanto pulmonares como cardiovasculares, que obligan a frecuentes hospitalizaciones y cuestan a la sanidad pública hasta 20.000 millones de libras (22.000 millones de euros) al año.

La mala calidad del aire en el Reino Unido se debe sobre todo a tres contaminantes: óxidos de nitrógeno, la llamada "materia particulada" y ozono.

El Reino Unido es el país europeo que más óxidos de nitrógeno emite y en 2007 expuso a 1,5 millones de personas a niveles peligrosos de ese gas contaminante, según la Organización Mundial de la Salud.

Los óxidos de nitrógeno, productos derivados de la quema de combustibles fósiles, agravan el asma y la bronquitis en los niños y dan lugar a alergias, además de contribuir a la lluvia ácida y hacer que las plantas se vuelvan más vulnerables a distintas enfermedades.

La materia particulada se transporta por el aire y procede de distintos materiales como los sulfatos, el amoníaco, el carbono o el polvo mineral, y está también relacionada con el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Gran Bretaña también está incumpliendo los niveles máximos de ozono en las capas bajas de la atmósfera recomendados por la OMS.

Las concentraciones de ozono en las ciudades y en el campo causan irritaciones en la piel y los ojos, reducen la función pulmonar y pueden resultar letales en algunos casos.

Según el periódico británico, el comité del Medio Ambiente de los Comunes acusará este lunes al Gobierno laborista de no haber prestado la debida atención a la grave contaminación atmosférica del país pese a años de presiones de su comunidad científica y de la Unión Europea.

Los parlamentarios preguntarán también al Gobierno porqué ha gastado millones de libras en concienciar a los ciudadanos sobre los peligros de la obesidad, del tabaco o del alcohol, pero no sobre los derivados de la contaminación atmosférica.

"Llevamos diez años en la comunidad científica insistiendo en ese tema, y el Gobierno debe tomárselo finalmente más en serio porque este informe es demoledor", afirma Frank Kelly, profesor de salud medioambiental del King's College londinense.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD