28-10-2018 / 12:10 h EFE

El periodista y escritor navarro Manuel Hidalgo asevera que de Pío Baroja, sobre quien acaba de publicar el libro 'Del balneario al monasterio', le "estimula y divierte" el "modo de ver las cosas, con libertad, con inconveniencia, a veces áspero, con razón o sin ella" del novelista vasco.

"Baroja fue un ser libre", subraya el también guionista en una entrevista concedida a Efe con motivo de la presentación en Pamplona de su nueva obra, que forma parte de la colección de libros 'Baroja (& Yo)', que publica Ipso Ediciones.

Aclara que él "no es un experto ni un erudito, sino un lector" de los libros de Pío Baroja y que, por ello, 'Del balneario al monasterio' está escrito desde "la subjetividad", ya que el cometido de la obra era "contar" su propia vida en relación con la del escritor de la denominada 'generación del 98'.

Así, se relatan aspectos de la vida del pamplonés, como su familia, sus amigos, la ciudad o su actividad como escritor junto a las ideas o los lugares que frecuentaba Pío Baroja. Y es que, como apunta Hidalgo, esta obra es "un libro sobre la vida" y "la literatura y los escritores se implican en la vida".

Explica que, de adolescente, uno de los primeros libros que leyó de Pío Baroja fue 'La busca' (1904), la primera obra de la trilogía 'La lucha por la vida', una novela que le causó "un impacto enorme" porque "aquel Madrid de finales del siglo XIX, de la pobreza, de los barrios, de los suburbios, era muy duro".

Junto a ello, confiesa que de ese libro le llamaron la atención "las descripciones, fueran de personajes o de lugares, de gran riqueza lingüística" y los diálogos, "muy hechos de la escucha y del habla popular de la gente".

El columnista indica que para la escritura es "inevitable" leer y retener lo que se lee, vivir experiencias vitales y "procesar sobre lo que se lee y se vive". Así, precisa que el novelista vasco "tiró mucho de su biografía, de sus experiencias más personales" y "de los ambientes y lugares en los que vivió".

Considera que Pío Baroja, que ejerció como médico rural en la localidad guipuzcoana de Cestona, vivió allí una experiencia "agridulce por un montón de circunstancias", tales como "enfrentarse a la incertidumbre del diagnóstico", pero, a la vez, "paseaba, pescaba, tenía sus tertulias" y fue "donde él volvió a sentirse vasco".

Igualmente recuerda que el célebre escritor incorporó el monasterio de Santa María de El Paular, ubicado en el municipio madrileño de Rascafría, como escenario en la obra 'Camino de perfección' (1902).

Por tanto, la nueva obra de Hidalgo hace referencia tanto al balneario y al pueblo de Cestona como al citado monasterio, ya que son "dos buenos anclajes", sugieren "un itinerario", y son lugares en los que el navarro también ha estado.

Como crítico de cine, lamenta que muy pocas novelas de Pío Baroja se han adaptado a este género, y las que se han producido, en general, "no han estado bien", salvo 'La busca', de la que destaca su "acierto" en la síntesis.

En cualquier caso, remarca que lo que más le ha llamado la atención es "la persona" de Pío Baroja y el modo de expresar sus ideas "con libertad", sobre todo en sus artículos, y es que, a su juicio, "hoy la gente no dice lo que piensa".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD