18-10-2018 / 11:10 h EFE

Un 5 % de las personas mayores de 65 años hospitalizadas por fractura de fémur muere antes de recibir el alta, un 24 % en el transcurso del primer año desde la intervención y un 45 % a los tres años, según un estudio que ha presentado hoy la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología (SCGiG).

El estudio, presentado durante el XXIV Congreso de la SCGiG, que se celebra hoy y mañana en la sede de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, constata que la fractura de cadera en personas mayores es de las más graves "porque merma de manera rotunda su autonomía".

El estudio, que ha publicado la revista Bone, alerta de un incremento significativo, en los próximos años, en el gasto sanitario por fractura de cadera.

Según ha explicado el doctor Juan Manuel Cancio, miembro del Grupo de Trabajo de Ortogeriatría del SCGiG y uno de los autores del estudio, cada año, en Cataluña se producen unas 7.500 fracturas en mayores de 65 años.

El estudio ha contabilizado que entre 2012 y 2015 se trataron en Cataluña 30.000 fracturas, con un gasto medio por paciente, en los 12 meses posteriores, de 12.000 euros, frente a los 3.500 euros en los 12 meses previos a la intervención.

Así, este tipo de fractura ha supuesto un incremento del gasto sanitario de 251 millones de euros.

Según Cancio, las conclusiones del estudio permitirán un mejor abordaje multidisciplinar en prevención secundaria, teniendo en cuenta la comorbilidad, lo que podría disminuir la morbilidad en esta parte de la población, así como los costes sociales y sanitarios.

En el Congreso también se presentará el proyecto "Delirium Day 17", que analiza la prevalencia del delirio durante 24 horas en personas hospitalizadas en diferentes centros europeos.

Según los gerontólogos, para las personas mayores el solo hecho de ingresar en un hospital incrementa de manera significativa el riesgo de sufrir un delirio o síndrome confusional y, por ello, incluso de sufrir sujeciones físicas si están agitados.

Según la coordinadora del estudio, la doctora Cristina Udina, miembro de la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología, "la relevancia del estudio radica en que el delirio es un síndrome muy frecuente, con graves consecuencias para los pacientes que la padecen, así como por los costes sociosanitarios, y que a menudo no se detecta, y que se podría prevenir y tratar".

En este estudio sobre el delirio han participado el Parque Sanitario Pere Virgili, el Hospital Sant Pau, el Hospital Verge de la Mercè, el Parque de Salud Mar y el Hospital General de Granollers.

Según los resultados del estudio, hasta uno de cada tres pacientes mayores que ingresan en hospital puede tener delirio.

El presidente de la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología, Marco Inzirati, ha señalado al iniciarse el congreso que es necesario "proporcionar a los ciudadanos que envejecen una atención individualizada y ajustada a sus necesidades y preferencias".

"Para ello -ha añadido- se requiere un reajuste de nuestro sistema de salud, fomentando la prevención, acercando la atención geriátrica en el domicilio, y rediseñando hospitales más preparados para atender a los ancianos".

También ha reivindicado potenciar la investigación que incluya las personas mayores, ya que actualmente el 80 % de los ensayos publicados por las revistas de medicina más importantes excluyen personas mayores con necesidades complejas, y un 70 % las excluyen sólo en base a la edad, "cuando, en cambio, esta población es la que necesita las intervenciones de los ensayos y la que será la destinataria final".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD