12-07-2018 / 19:19 h EFE

Los siete ponis 'pottoka', seis yeguas y un semental, procedentes del zoo clausurado de Peña Escrita de Almuñecar (Granada), han llegado esta tarde a su nuevo hábitat, el Parque Natural del Garraf, en los entornos de la localidad de Olivella (Barcelona).

Por incidencias con el tráfico, la llegada de los 'pottoka' (en euskera pequeño caballo) se ha retrasado varias horas, en un traslado organizado Fundación Miranda, tras la clausura por parte de la Junta de Andalucía del zoo de Almuñécar, donde los animales vivían hasta ahora.

La llegada de los ponis forma parte de un proyecto piloto para evaluar la idoneidad del Parque Natural del Garraf, que pertenece a la Red de Parques Naturales de la Diputación de Barcelona, como zona de pasto para estos animales a lo largo de todo el año.

El poni 'pottoka' es el nombre con el que se conoce esta raza de caballo de pequeña envergadura, y que tiene su hábitat natural en los territorios montañosos de la cordillera Cantábrica y los Pirineos occidentales.

Los pottoka viven desde la antigüedad agrupados en manadas salvajes, que se pueden contemplar en cualquier ladera de la montaña vasca, organizados en una jerarquía en la que al frente de la misma se sitúa la yegua Alfa, junto con el semental.

Esta raza, por su antigüedad y buen estado de conservación, ha sido elegida como la más recomendada para reintroducir el caballo salvaje europeo, en zonas de los Pirineos y el nordeste de la Península Ibérica.

Con motivo de la llegada en el Parque del Garraf de estos siete ejemplares el director del parque, Santi Laguna, y la directora de la Fundación Miranda, Rosa Galindo, han presentado el proyecto de introducción de estos caballos en este parque natural.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD