29-06-2018 / 15:29 h EFE

El Servicio Extremeño de Salud (SES) mejorará la accesibilidad a la atención de personas sordas mediante la utilización de sistemas de bucle magnético en determinadas consultas y con la prestación de servicio de intérpretes en lenguaje de signo.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha suscrito hoy un convenio en ese sentido con responsables de la Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas (Fexas) y de la Federación Extremeña de Deficientes Auditivos, Padres y Amigos del Sordo (Fedapas).

Según Vergeles, en la región más de 23.000 personas sufren este tipo de discapacidad, de las que unos 2.000 padecen una sordera bastante profunda, de acuerdo con los datos nacionales extrapolados a Extremadura.

Para mejorar la atención sanitaria a este colectivo más afectado o incluso al de sordociegos se utilizará el lenguaje de signos, mientras que las personas con deficiencias auditivas podrán beneficiarse del sistema de bucle magnético.

El servicio de lenguaje de signos, según el convenio suscrito, se va a prestar en las consultas externas, en las urgencias y en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales extremeños, ya que "son las situaciones más críticas que puede vivir un paciente a lo largo de la atención que recibe en un centro sanitario".

El consejero ha explicado también que el servicio será prestado por profesionales del lenguaje de signos con traducción a la lengua oral, al lenguaje escrito y viceversa, para que "todo el mundo tenga la información" y ésta "viaje de forma bidireccional".

Para disfrutar de este servicio la persona interesada tiene que solicitarlo previamente en las consultas o actos programados y si la solicitud es con mucha urgencia, dependerá de los medios disponibles que tengan las federaciones y que tenga el propio SES.

Fexas y Fedapas dispondrán de un coordinador para poder organizarse al respecto y en el SES esta tarea será realizada por el Servicio de Admisión y Documentación y el Servicio de Atención al Paciente.

José María Vergeles ha explicado que en la prestación de este servicio siempre se deberá solicitar el consentimiento informado, dado que la confidencialidad médico-paciente se extiende también al interprete en lenguaje de signos.

El periodo de vigencia del convenio suscrito es de un año y se facturará al SES en función de los actos prestados, que será de unos 50 euros en el caso de una consulta; de 140 euros en las intervenciones en Urgencias o UCI; y de 80 euros en los equipos de Salud Mental.

Con respecto al bucle magnético, que permite que las personas con audífonos puedan escuchar nítidamente y sin interferencias las conversaciones, este sistema se ha instalado ya en dos consultas de Otorrinolaringología en Mérida y Badajoz, y se pretende extender a todas las de esta especialidad y a algunas de las consultas de los servicios de urgencias, con un coste aproximado por cada sistema de unos 700 euros.

El consejero ha explicado, asimismo, que están pendientes de desarrollar un programa de innovación que permitiría que los ordenadores de las consultas estén equipados con una webcam para lograr mediante este sistema la intervención de los interpretes en lenguaje de signos.

Esta iniciativa, según Vergeles, se irá acometiendo a lo largo de este año y si prospera, se podría extender incluso a las consultas de Atención Primaria.

Los responsables de Fexas y de Fedapas, José Manuel Cercas, y Severiano Sevilla, respectivamente, han destacado la importancia de estas medidas para mejorar la accesibilidad a la Sanidad de las personas sordas y la prestación de servicios en igualdad de condiciones.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD