24-06-2018 / 18:00 h EFE

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, ha presidido hoy la ordenación de dos nuevos sacerdotes, Baltasar Morell y Danilo de Urzeda, en la Catedral de Mallorca.

Coincidiendo con la festividad de Sant Joan Baptista, el obispo ha animado a los nuevos sacerdotes a tomar ejemplo de su humildad, mediante las virtudes y el estilo de vida propios del sacerdocio y marcados "más que por el vestido y la ornamentación exterior" por una identidad marcada por "la caridad pastoral", según la homiía facilitada por el Obispado.

En la misa de ordenación, el obispo ha pedido a los sacerdotes "sencillez de trato, capacidad de acogida, disponibilidad a la hora de servir, sensibilidad social hacia los más pobres, atención a los enfermos, facilidad de hacer asequible el Evangelio con palabras sencillas y hechos que lo demuestren", predicación y vida de oración.

Ha indicado que deben formar parte de una Iglesia de corazón generoso y de puertas abiertas", "donde todo el mundo debe poder participar de alguna manera en la vida eclesial", ha dicho citando al papa Francisco.

El obispo ha animado a los nuevos sacerdotes a mantener "una fuerte implicación social", con "presencia" y estando con la gente sin esperar a que vengan. "No utilicéis nunca la vida de cura para otros intereses, vaciándola de contenido y de sentido", les ha pedido.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD