17-06-2018 / 12:10 h EFE

El catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad de Murcia Javier Carrascosa ha alertado del aumento de los casos de sustracción internacional de menores en procesos de divorcio cuando uno de los cónyuges no pertenece a la Unión Europea.

Con motivo de su participación en las jornadas celebradas esta semana en la capital mallorquina por la Asociación Española de Abogados de Familia, el experto ha asegurado en una entrevista a EFE que en conflictos judiciales entre progenitores, "el pasaporte del menor se debe entregar al juez", para evitar que uno de los cónyuges huya con él, "pero hay que tener en cuenta que existe la libre circulación, por lo que es complicado que no se produzcan".

Carrascosa ha considerado que el caso de Juana Rivas es un exponente de una persona que "ha estado mal asesorada jurídicamente desde el principio" y ha señalado la importancia de buscar en este tipo de situaciones la mejor representación legal posible.

El abogado ha remarcado que el niño "no es una cosa, tiene sus derechos y tampoco es propiedad de los padres, por lo que los conflictos sobre la custodia siempre se deben resolver en el lugar de residencia".

Ha puesto de relieve que cada vez hay más problemas legales a la hora de resolver los matrimonios debido a la movilidad de la población y a la unión de personas de diferentes países, tanto de dentro como de fuera de la UE.

El lugar de residencia también es la clave en los casos de divorcio a la hora de establecer el régimen económico matrimonial. En su ponencia, enumeró ejemplos de parejas con diferente ciudadanía, que han contraído matrimonio en un país pero que han decidido fijar su residencia en otro. Para estas situaciones, el profesor ha aconsejado establecer "algún tipo de acuerdo prematrimonial, porque en caso contrario se aplica el régimen del país donde viven".

La mayoría de parejas desconocen el régimen por el que están casadas: "La gente cuando se casa, y más en los matrimonios entre personas de diferente país, lo suele hacer por amor, algo que está muy bien, pero a veces el amor ciega y se cometen errores", ha señalado.

En los casos de matrimonio entre personas del mismo sexo, Javier Carrascosa ha aclarado que una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE reconoce el derecho a la residencia de estas parejas pero que los estados miembros mantienen su libertad para autorizar o no el matrimonio homosexual en sus legislaciones.

En este sentido, el experto en Derecho Internacional ha recordado que algunos países de la Unión Europea como Polonia o Bulgaria recogen en sus constituciones que el matrimonio es la unión exclusiva entre hombre y mujer, "por lo que no parece que estén por la labor de permitir estas uniones".

Dentro de la Unión Europea hay una tendencia a armonizar el derecho internacional privado por lo que el Brexit, según el catedrático, "no ha tenido demasiado en cuenta las consecuencias en la vida de las personas".

Carrascosa ha asegurado que para los británicos que viven en España, la salida de la Unión Europea va a tener repercusiones no solo en divorcios o herencias, sino también a la hora de solicitar permisos de residencia o de trabajo, en temas de custodia de los hijos, en la solicitud de pensión de alimentos o en el régimen de contratos de trabajo.

"Ya hay trabajadores que han trasladado su sede profesional a Irlanda o Países Bajos para poder seguir operando dentro de la Unión Europea, y también hay británicos que han solicitado la nacionalidad española, una circunstancia que va a aumentar conforme se acerque la fecha definitiva del Brexit", ha augurado el profesor.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD