14-06-2018 / 14:30 h EFE

La implantación de "semillas" compuestas por isótopos radioactivos en la glándula frena el desarrollo del cáncer de próstata, del que se diagnostican 2.500 nuevos casos al año en España, según se ha puesto de manifiesto en la primera jornada del Congreso Nacional de Urología que se celebra en Gijón.

Está técnica, desarrollada en el hospital Seattle Prostate Insitute, en Estados Unidos, ha sido aplicada en centros sanitarios de San Sebastián y Oviedo y ha permitido garantizar el control de la enfermedad en el 88 por ciento de los casos.

Según las conclusiones de científicos que participan en el Congreso Nacional de Urología, estas semillas, del tamaño de un grano de trigo, frenan el desarrollo de los tumores mayores, curan los pequeños y evitan la cirugía radical y la radioterapia.

La biopsia líquida como método de diagnóstico y los nuevos tratamientos con fármacos como la Apalutamida y la Enzalutamida retrasan la aparición de metástasis y mejoran la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

El cáncer de próstata es el de mayor incidencia en los hombres con una media de 82 nuevos casos al año cada 100.000 habitantes, seguido por el de colon, pulmón y vejiga.

La investigación de tratamientos inmunológicos para el cáncer urológico avanzará notablemente en los próximos años y probablemente reemplazarán paulatinamente a la quimioterapia, que pasará a ser "algo del pasado", ha afirmado el presidente de la Asociación Española de Urología, Manuel Esteban.

Un millar de urólogos participan en el 83 Congreso Nacional de la especialidad, que se desarrollará entre hoy y el sábado en Laboral ciudad de la Cultura, en Gijón, con un temario que aborda las ultimas novedades científicas.

El vocal de actividades científicas de la Asociación Española de Urología, José Luis Álvarez-Osorio, ha destacado que varios fármacos han sido autorizados para el tratamiento del cáncer vesical infiltrante, que hasta ahora solo podía ser atacado con quimioterapia.

También ha valorado los nuevos marcadores genéticos en orina y sangre, conocidos como biopsia líquida, para el diagnóstico del cáncer de próstata, que permitirán reducir el número de biopsias de tejido.

"En este mismo sentido la resonancia magnética multiparamétrica y la biopsia por fusión permitirán seleccionar los tumores prostáticos clinicamente significativos que van a afectar la supervivencia", ha añadido.

Las nuevas técnicas quirúrgicas, como la paroscópica y la robótica avanzada abren un nuevo panorama para el tratamiento de prolapso de órganos pélvicos y el trasplante renal.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2018
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD