30-05-2018 / 13:01 h EFE

Investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC) han desarrollado materiales flexibles nanoporosos que pasan de 3D a 2D de manera reversible y utilizables para separar o absorber gases, como catalizadores de reacciones químicas y para encapsular fármacos o recoger residuos.

Según ha explicado José Giner, del Laboratorio de Materiales Inorgánicos y Catálisis del ICMAB-CSIC, estos nuevos materiales se comportan como 'transformers', aquellos robots que cambian de forma reordenando sus piezas para transformarse de androide a robot y viceversa.

Se trata de nuevos materiales nano-porosos 3D que, mediante estímulos externos, se transforman en una estructura no-porosa 2D de manera reversible y que luego pueden volver a la estructura nano-porosa 3D original cuando se invierten los estímulos.

Este hallazgo, que publica la revista 'Advanced Materials', ha sido posible utilizando moléculas icosaédricas de boro, flexibles y esféricas, como ligandos.

"La forma esférica de los ligandos es el factor clave que permite a las estructuras volver a su forma original, permitiendo la reordenación de las diferentes partes y evitando el colapso de toda la estructura", según Giner.

Los investigadores exploran ahora la síntesis de nuevas estructuras y sus aplicaciones en diferentes campos, como agentes antitumorales, en catálisis, en desalinización de agua o para sensores.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2018
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD