23-05-2018 / 12:49 h EFE

Soldador, cantaor y torero antes de dedicarse a la escena como bailarín, coreógrafo y director, Salvador Távora ha repuesto su primer espectáculo ("Quejío") para seguir despertando conciencias como ya hizo en 1972, año de su estreno, y ahora en un siglo XXI dominado por las nuevas tecnologías.

"Cada vez estamos más controlados y manipulados por los artefactos tecnológicos que en todo momento saben donde nos encontramos", ha analizado esta mañana en Valladolid Lyliane Drillon, asistente de dirección de la compañía Távora Teatro Abierto, que esta tarde presenta "Quejío" dentro del 19º Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC).

Si en los años postreros del franquismo esta obra sirvió para denunciar las desigualdades sociales de un país entonces sometido a treinta años de dictadura, aún perdura su vigencia como "despertador de conciencias" porque la sociedad actual "tampoco es perfecta" y se encuentra "totalmente deshumanizada" por las nuevas tecnologías.

"Quejío", uno de los espectáculos de referencia de este 19º TAC (19 al 27 de mayo), mantiene el mismo espíritu transgresor y vocación de espectáculo "a contracorriente" con que se presentó en 1972 en Madrid (Teatro Magallanes) y en París (Festival de Teatro de las Naciones).

En esta línea de agitación, de denuncia y argumentación, Drillon ha lamentado la "cultura de entretenimiento" que define a la sociedad actual, donde "todo está hecho para agradar más que para la toma de conciencia".

Por esta razón, "Quejío" mantiene la misma estructura cuarenta y cinco años después a excepción de los intérpretes, "sin micrófonos y con una luz pobre de intensidad, la misma atmósfera".

De su estreno en 1972 permanecen uno de los dos guitarristas de entonces, Jaime Burgos, y el bailaor Juan Romero, ahora reconvertido en flautista.

Entre 1972 y 1975 la obra fue representada en 509 ocasiones dentro de España, principalmente en Madrid (226) y Cataluña (171), y 239 en el extranjero con Francia (68), México (53) y Portugal (45) como principales destinos.

"La sociedad ha cambiado mucho en 45 años, ha dado un salto gigante y los intereses no son los mismos, la tecnología parece que nos deshumaniza pro el teatro permanece como el último eslabón para una comunicación" directa entre las personas, ha concluido.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD