15-05-2018 / 17:20 h EFE

La granizada caída el pasado sábado, día 12, afectó a 10.000 hectáreas de cultivos de hasta una docena de municipios de la comarca leridana de la Noguera (Lleida).

Estos son los datos que ha comunicado esta mañana el director general de Desarrollo Rural del Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, Oriol Anson, en una reunión con los alcaldes de los municipios afectados.

Los datos disponibles hasta ahora indican que la tormenta afectó, especialmente, a cultivos de cereales, fruta dulce, almendros, olivos, viña y forrajes de una docena de términos municipales, aunque con especial virulencia en Castelló de Farfanya, Gerb y Os de Balaguer.

También se registró una importante afectación en localidades como Albesa, Algerri, Balaguer, Camarasa, Foradada, Artesa de Segre, Menàrguens, Àger, Alòs de Balaguer y la Sentiu.

Al finalizar la reunión, Anson ha señalado que se ha evidenciado la necesidad de mejorar las condiciones de los seguros incorporando modificaciones que optimicen el sistema, ampliando y ajustando la cobertura y su periodo a la realidad de la evolución de la cosecha y de los cambios en la climatología.

Es por esto, ha asegurado que, el Departamento de Agricultura "trabajará en esta línea".

La granizada se produjo alrededor de las 17:00 horas, con piedras de una medida de 1,5 centímetros de diámetro, aunque, hacia el final, se mezcló con agua y, de hecho, la gran cantidad de agua fue lo que complicó los destrozos en estos municipios.

Los cultivos de cereales de invierno han sido los más afectados, debido a su avanzado estado de producción, de forma que la superficie afectada de cereal es "muy grande", ya que se trata del principal cultivo de buena parte de la zona afectada.

En referencia al grado de afectación, cabe destacar que se registran amplios márgenes con áreas con afectaciones bajas y otras de afectaciones próximas al 100 %.

En los frutales, el daño se ha producido tanto en el fruto como en ramas en las zonas, donde la piedra afectó con más fuerza; mientras que la pérdida del cultivo de forrajes en secano puede ser anual.

Los datos provisionales apuntan a una superficie afectada de 287 hectáreas de fruta de hueso, 314 de fruta de semilla, 8.132 de cereal de invierno, 702 de forrajes, 598 de almendros y olivos y 41 de viña.

A causa de los daños ocasionados por la granizada, algunos de los municipios de la Noguera afectados estudian pedir la declaración de zona catastrófica.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD