14-02-2018 / 21:18 h EFE

El Ayuntamiento de Barcelona ha detectado la ocupación de un edificio de su propiedad que ha sido rehabilitado para ser destinado a alquiler social y pendiente de entregar las llaves a sus inquilinos.

Fuentes municipales han explicado que efectivos de la Guardia Urbana permanecen en las puertas del edificio para controlar el acceso y evitar que entren más personas a ocupar las viviendas, pero que no se ha tomado la decisión de desalojarlo.

La finca, en el barrio del Raval, es la misma en que está el emblemático bar Marsella, en la calle Sant Ramon, 1, adquirida por el consistorio en el mandato pasado.

Testigos presenciales han explicado que entre las personas que han entrado en el edificio para ocupar alguno de los pisos hay una familia que tiene como mínimo un niño pequeño.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD