14-02-2018 / 10:59 h EFE

La compañía ferroviaria Renfe ha denunciado hoy que los actos de vandalismo y los grafiti en los trenes de Cercanías en Cataluña le supusieron un coste de 10,7 millones de euros el pasado año y causaron retrasos en los trenes que afectaron a cerca de un millón de pasajeros.

En un comunicado, Renfe ha informado hoy de que el pasado año tuvo que gastarse 6,7 millones de euros para limpiar los más de 85.000 metros cuadrados de los cerca de 6.000 grafiti en los trenes de Cercanías.

Además, la compañía también tuvo que destinar otros cuatro millones de euros para reparar los efectos de actos vandálicos como la rotura de cristales, vaciado de extintores, rotura de mobiliario, uso indebido de aparatos de alarma y el atropello de objetos colocados indebidamente a las vías o el lanzamiento de piedras contra los convoy, lo que junto a la alteración de orden público causó retrasos que afectaron a 927.000 viajeros.

Paralelamente, Renfe, que el pasado año tramitó 2.123 denuncias por actos vandálicos, agresiones o fraudes, invirtió en 2017 un total de 13,8 millones de euros en materia de seguridad, en un departamento con 550 vigilantes.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD