13-02-2010 / 16:30 h EFE

¿Se imaginan el año 2066? En el cómic "Istanbul Zombie 2066", Cuesta presenta un mundo donde el presidente Barack Obama ha sido clonado, Bin Laden ha fallecido de muerte natural, Turquía ha logrado entrar a una Unión Europea que se disuelve al poco y el velo ya no es objeto de polémica, sino un accesorio de lo más "fashion".

En su obra, Cuesta vaticina un universo en que la elite cultural domina el mundo del arte, tiraniza a los artistas "menores" e impone sus gustos a través del Easymate: un chip de control del pensamiento insertado en la rabadilla de cada ciudadano.

"Se trata de un futuro terrorífico, pero por mi experiencia en el mundo del arte, no va tan descaminado", opinó Mery Cuesta durante la presentación de su novela gráfica en el Instituto Cervantes de Estambul.

María Sweetheart, protagonista del cómic y alter ego de la autora, llega a la República Independiente de Estambul para visitar la "Capital Mundial de la Cultura" -un guiño crítico a la capitalidad cultural de Europa de la ciudad en 2010-, pero, sobre todo, atraída por la lectura de "La pasión turca", de Antonio Gala.

"Cuando dices que vas a Estambul, el mayor referente cultural que se tiene en España es 'La pasión turca', que es además un referente bastante nefasto para Turquía", critica la artista.

Los devaneos de Sweetheart provocarán involuntariamente una invasión de zombies liderada por Zeki Müren, un popular cantante turco fallecido en 1996.

Este vocalista, pionero por su travestismo en la conservadora Turquía de mediados del siglo XX, encarna para Cuesta "la esencia del pueblo turco", una esencia en constante "transformación".

"Los zombies simbolizan a esa cultura tradicional turca barrida por la globalización, que se levanta para vengarse", añadió.

La historia sirve así de excusa para poner en práctica lo que es, ante todo, un proyecto experimental: el diseño a seis manos y con seis estilos de dibujo diferentes de una misma historia y bilingüe (turco-español).

En la obra, editada por el Instituto de Cultura de Barcelona, participan junto a Cuesta los dibujantes turcos Cem Dinlenmis, Ceren Oykut, Göksü Gu, Emir Yardimci y Tan Cemal Genç.

Como en las antiguas casetes, el cómic tiene dos caras que permiten "una superposición de lecturas", ya que durante toda la obra se entrelazan y cruzan los elementos de la cultura de cada país.

"Lo más importante para mí era explicar a los españoles la escena del cómic turco y dar espacio a los dibujantes turcos para mostrar su trabajo, pero, al ser un trabajo para los dos países, también tenía que ser una historia atractiva para los turcos", explicó Cuesta.

"Es una historia, por un lado, muy divertida, y por el otro, con una base intelectual muy importante", coincidió Tan Cemal Genç.

Además, en 'Istanbul Zombie 2066' hay todo un submundo de referencias a la cultura popular, una línea presente en todos los trabajos de Cuesta, comisaria de las exposiciones "Low Cost: libres o cómplices" y "Quinquis de los 80: cine, prensa y calle".

"Me interesa el cómic sobre todo como vehículo de un mensaje crítico y, en este caso, quería enseñar que el humor gráfico en Turquía tiene una significación social que no tiene en otros países", concluyó la autora.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD