24-01-2018 / 14:40 h EFE

El año pasado se formalizaron en Menorca 182 declaraciones de voluntades anticipadas, lo que representa un incremento del 42 % respecto a 2016, cuando se registraron 128.

La Conselleria de Salud del Govern ha presentado hoy en Mahón el balance del Registro de Declaraciones de Voluntades Anticipadas del Área de Salud de Menorca, que en 2016 inició un proyecto piloto para promover su uso.

La iniciativa ha consistido en ampliar a cuatro centros de salud Verge del Toro y Dalt Sant Joan en Mahón, Canal Salat en Ciutadella, y Unitat Bàsica de Salut des Mercadal, la posibilidad acceder a dicho servicio.

En palabras del gerente del Área de Salut de Menorca, Antoni Gómez: "Hasta este momento, la persona encargada de este servicio era un funcionario que estaba en la Conselleria; nosotros propusimos que el servicio se ampliara a la red de centros de salud, donde existe un contacto y una comunicación más directa con el paciente".

El gerente del Area de Salut de Menorca, ha insistido en la importancia de que "la población y los pacientes sean conscientes de que tienen la posibilidad de poder expresar de qué manera les gustaría que les tratase el sistema sanitario en los últimos momentos de vida".

La consellera de Salud del Govern, Patricia Gómez, ha asegurado que ante los buenos resultados de este proyecto pionero en Baleares su departamento está estudiando implantar nuevos puntos de acceso al registro en Mallorca, Ibiza y Formentera.

Además, ha asegurado que con los nuevos resultados, Baleares es ya "la quinta comunidad autónoma en tasa de declaraciones de voluntades anticipadas en todo el Estado", con 6,5 por cada 1.000 habitantes.

La directora general de Acreditación, Docencia e Investigación en Salud, Margalida Frontera, ha añadido que "Menorca registró en 2017 la tasa más alta de Baleares, con 10,8 declaraciones por cada 1.000 habitantes, lo que supone duplicar la tasa estatal", que es de 5,3 por 1.000.

Las peticiones más frecuentes de los pacientes a la hora de registrar sus últimas voluntades son convertirse en donantes de órganos, evitar actuaciones sanitarias que vayan en contra de su religión, rechazar técnicas invasivas o dolorosas en ciertos casos terminales, así como la designación a una persona representante en caso de incapacidad.

Desde 2016, cuando se activó el registro, 989 personas lo han utilizado este servicio en Menorca, el 13 % de las que lo han hecho en el conjunto de Baleares.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2018
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD