03-01-2018 / 23:29 h EFE

La defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva reiteró hoy una petición para ser escuchado por el Tribunal Regional de la 4 Región (TRF4) antes del 24 de enero, cuando está previsto el juicio que podría ratificar o no la condena de nueve años y medio por corrupción.

Los abogados de Lula ya habían pedido el pasado 11 de septiembre al instructor del proceso de la Lava Jato en el tribunal federal que Lula fuese escuchado, pero la petición no fue considerada y la defensa entró con una nueva solicitud.

En su petición, la defensa del exjefe de Estado alegó que el interrogatorio realizado el pasado 10 de mayo por el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones del caso Petrobras en primera instancia, estuvo "totalmente viciado".

Los abogados sostienen que Moro dirigió a Lula "preguntas extrañas al proceso" y "no permitió al expresidente ejercer el derecho de autodefensa con plenitud".

Moro condenó a Lula a nueve años y medio de prisión en julio pasado por corrupción pasiva y lavado de dinero al considerar que la constructora OAS, implicada en la red corrupta, entregó al antiguo dirigente sindical un apartamento en el balneario paulista de Guarujá a cambio de ser favorecida en los contratos con la petrolera estatal Petrobras.

El Tribunal Regional de la 4ª Región, con sede en la ciudad de Porto Alegre, decidirá el próximo 24 de enero si ratifica o no la condena que le fue impuesta al exmandatario en primera instancia, lo que puede impedir su eventual candidatura para las elecciones presidenciales del próximo octubre.

Lula ha expresado en reiteradas ocasiones su deseo de participar en la carrera electoral de la mano del Partido de los Trabajadores (PT) y lidera todas las encuestas de intención de voto con una amplia ventaja.

Según los últimos sondeos, el exmandatario obtendría un 34 % de los votos en la primera vuelta y alrededor del 50 % en la segunda contra cualquiera de los posibles adversarios.

No obstante, el expresidente, de 72 años y quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, se encuentra cercado por la justicia, ya que, además de la condena a nueve años y medio de prisión, tiene otros seis procesos abiertos, la mayoría por corrupción.

Lula, uno de los líderes más carismáticos de Brasil, considera que las imputaciones en su contra son resultado de una persecución política y judicial que busca impedir su vuelta a la Presidencia de Brasil.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD