03-01-2018 / 19:19 h EFE

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Carne de Ávila ha achacado a la "extrema sequía" el frenazo que en 2017 experimentó su "fuerte evolución" del año anterior, llegando a los 5.750.000 euros en ventas.

Según ha informado hoy en nota de prensa la primera denominación de carne fresca amparada en España desde 1990, la IGP cerró el pasado ejercicio con un total de 4.769 canales amparadas, lo que supone 1.430.000 kilos comercializados.

De esta manera, la cifra total de ventas se situó en torno a los 5.750.000 euros, lo que supone unos resultados "semejantes a años anteriores, pero no favorables".

Para los responsables de la IGP "Carne de Ávila", esta situación se produce como consecuencia de una "severa sequía" que en su opinión "ha frenado la favorable evolución" de esta marca en cuanto a la producción de terneros.

Además, las cifras de 2017 demuestran "la estrecha vinculación de la IGP con el territorio" y ponen de relieve igualmente que esta marca "ha frenado la fuerte evolución que experimentó en 2016".

En este contexto, pone como ejemplo de esta situación las declaraciones de un ganadero trashumante abulense que señala que "por primera vez, el camión de la comida baja antes -a Extremadura o Castilla-La Mancha- que las vacas".

Un buen número de ganaderos abulenses lleva su ganado a pie o en camiones hasta las fincas de la comunidades vecinas del sur, para que sus reses pasen allí el invierno, aunque este año han tenido que retrasar este viaje debido, entre otras causas, a la sequía.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD