02-01-2018 / 16:09 h EFE

Extremadura es la comunidad autónoma que cerró 2017 con el precio de vivienda más barato de España, con 1.148 euros el metro cuadrado, según el "Informe de tendencias del sector inmobiliario" publicado hoy por la Sociedad de Tasación referidos al segundo semestre del pasado año.

Según este informe, Barcelona se ha situado en 2017 como la ciudad con la vivienda más cara de España, con 3.865 euros el metro cuadrado, seguida de cerca por Madrid, con 3.167 €/m2, unos precios que se acercan a los niveles previos a la crisis.

Según este estudio, que se ha realizado en cerca de 400 municipios españoles, el precio de la vivienda nueva en las capitales de provincia se situó al cierre de 2017 en 2.227 euros por metro cuadrado, un 5 % más que en 2016, con lo que se anota su mayor repunte desde 2007 y encadena tres años al alza.

El precio medio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados en las capitales de provincia se ha situado en 200.400 euros. En el resto de las ciudades estudiadas, el precio medio es de 1.580 €/m2, un 1,6 % superior al de un año antes.

Por comunidades autónomas, Cataluña tiene los precios más altos (3.452 euros/m2), seguida de Madrid (3.167 euros/m2) y País Vasco (2.596 euros/m2).

Extremadura (1.148 euros/m2), Murcia (1.206 euros/m2), y La Rioja (1.355 euros/m2) lideran el otro lado de la tabla.

El Índice de Confianza Inmobiliario de Sociedad de Tasación -basado en la opinión de 700 profesionales- se mantuvo prácticamente estable en el último trimestre después de cinco años consecutivos de subida y se situó en 56,8 puntos -0,2 puntos más-.

Madrid (61,9 puntos), Canarias (60,7) y Baleares (59,7) presentaron los mayores índices de confianza, mientras que Cataluña fue la única comunidad autónoma en la que este índice descendió de forma apreciable, casi dos puntos, hasta situarse en 56,2 puntos debido, previsiblemente, a la inestabilidad política.

Por primera vez, Sociedad de Tasación incorpora en su informe un análisis de la rentabilidad del alquiler por provincias.

Según sus datos, la rentabilidad media del alquiler en España se situó a finales de 2017 en el 7,29 % frente al 6,91 % de un año antes.

Por provincias, Valencia, Barcelona y Toledo alcanzan una rentabilidad bruta en el alquiler de 7,5 %, el valor máximo del territorio nacional.

Orense, con una rentabilidad del 4,8 %, seguida de Guipúzcoa, con un 4,9 %, y Vizcaya y La Coruña, con un 5,1 %, son las provincias que ofrecen menores rentabilidades en el alquiler.

Las provincias en las que más subieron las rentabilidades fueron Valencia y Navarra, con incrementos del 15,4 % y el 10,9 %.

Por el contrario, Almería y Barcelona registraron caídas de la rentabilidad del 6,8 % y 0,2 %, respectivamente.

"2017 ha finalizado como el año de la recuperación del sector inmobiliario", según Sociedad de Tasación, que ha subrayado que en el último año no se han registrado bajadas en el precio de las viviendas nuevas de tipo medio, algo que no ocurría desde 2007.

De mantenerse las condiciones macroeconómicas en 2018 y una evolución favorable del empleo, seguirán aumentando las transacciones y el acceso al crédito hipotecario provocando así una subida de precios mayor en los núcleos urbanos motivada por la falta de oferta, añade el informe.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2018
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD