01-01-2018 / 20:19 h EFE

Miles de palentinos han vuelto a comenzar el año con una de las tradiciones de mayor arraigo en la ciudad, el Bautizo del Niño, que se celebra cada 1 de enero en la Iglesia de San Miguel y que desde hace dos años está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

El acto ha comenzado en el interior del templo con la renovación de las promesas del Bautismo, rito que da nombre a la fiesta, para dar paso al momento más esperado por los palentinos, la procesión que rodea el exterior del templo.

Los hermanos de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, organizadora de la fiesta, han abierto la procesión portando en andas al niño Jesús, al que han bailado o mecido al son del popular villancico palentino 'Ea'.

Los cofrades han dejado paso a continuación a las autoridades, entre las que no ha faltado un habitual a la fiesta, el obispo de Santander, el palentino Manuel Sánchez Monge, que ha mecido al niño junto al actual obispo de Palencia, Manuel Herrero.

Tras las autoridades, el resto de asistentes se han disputado la oportunidad de portar, bailar y mecer durante unos metros al niño Jesús.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD