01-01-2018 / 15:49 h EFE

La última noche del año ha sido en Santander bastante tranquila y los cuerpos de seguridad y de emergencias no han tenido que intervenir en sucesos fuera de lo normal.

Los Bomberos de Santander han explicado a Efe que durante la noche y la madrugada realizaron una decena de salidas, todas ellas relacionadas con la pirotecnia.

Ya esta mañana, sobre las 9.15 horas, los Bomberos han recibido un aviso por un fuego en un quinto piso de la calle Isaac Peral de Santander, que han sofocado tras más de una hora de intervención.

Los Bomberos han acudido con dos autobombas y un vehículo de rescate en altura, porque en el piso donde se declaró el fuego había un hombre, que fue trasladado a Valdecilla, y además en el superior había tres personas más, una de ellas una mujer embarazada, que también fue al hospital para una revisión.

Los efectivos de Tráfico han tenido también una noche y una madrugada sin incidencias importantes, salvo un par de accidentes de escasa entidad.

En Santander, una de las farolas de la plaza de Cañadío, una de las zonas de ocio nocturno más importantes de la ciudad, ha aparecido esta mañana con un farol roto.

La Policía Local está tratando de identificar al presunto autor de los daños, que podrían haberse ocasionado al haberse subido un joven a esta farola.

Los técnicos encargados del mantenimiento del alumbrado público ya han estado esta mañana evaluando los daños y se repondrá el farol lo antes posible.

En el centro de Santander, a primera hora de la mañana, lo más llamativo era la cantidad de residuos que se acumulaban en las calles tras la noche de fiesta.

El Ayuntamiento ha indicado a Efe que para el día de Año Nuevo el servicio se ha reforzado con 23 trabajadores más de lo habitual en domingos y festivos, y en total hay 75 personas trabajando.

Es un refuerzo igual al realizado en Navidad y muy parecido al de los festivos de Semana Grande, como el 25 o el 28 de julio.

En esta fecha se planifica el servicio de tal manera que se refuerzan sobre todas las áreas donde se concentra mayor volumen de personas y se produce también mayor acumulación de residuos.

Esta mañana una de las mayores concentraciones estaba, como es habitual en esta fecha, en la zona de Cañadío y la plaza de Pombo, donde hay establecimientos y locales de ocio y donde todavía quedaban grupos rezagados tras la noche de fiesta, mientras los operarios se afanaban en limpiar los restos del botellón y la Nochevieja.

Además, para hoy, día de Año Nuevo, se retrasa el horario habitual del servicio de limpieza. El turno que normalmente se realiza de 6.00 a 12.00 horas se hace de 8.00 a 14.00 horas, porque antes queda todavía bastante gente en las calles y no se puede empezar a limpiar.

En este día también se cambia el turno de recogida de basuras. En lugar de hacerlo la noche del 31, se hace la mañana del 1, para que los trabajadores puedan cenar en familia.

Y en el resto de la comunidad autónoma, a estas horas no hay constancia de incidencias tras la Nochevieja.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD