01-01-2018 / 12:20 h EFE

El sector de los subtropicales, que concentra el grueso de su producción nacional en la comarca de la Axarquía (Málaga), ha pasado su primer mes de restricciones de agua para el regadío por la sequía que afecta a esta zona y mira con preocupación la próxima primavera.

La Junta de Andalucía prevé activar un decreto de sequía para la Axarquía y otras zonas de Málaga, pero antes de su entrada en vigor, la administración autonómica y los agricultores acordaron una reducción del 60 por ciento del suministro de agua procedente del pantano de La Viñuela, que se aplica desde el pasado 1 de diciembre.

El resultado es que los agricultores únicamente disponen para el presente año hidrológico de diez hectómetros cúbicos del embalse, frente a los 23 del pasado, de los cuales, ya se han consumido más de la mitad, mientras que las reservas del pantano se sitúan al 22 por ciento de su capacidad, con 36 hectómetros cúbicos.

Cada comunidad puede hacer uso de un caudal determinado, asignado en función de su número de hectáreas, y si se pasa, se le corta el suministro y debe esperar a la aportación del mes siguiente.

El portavoz de la Plataforma de Aguas de la Axarquía, Alejandro Clavero, ha explicado a Efe que esto ya ha ocurrido con algunas comunidades, a las que se les ha cortado el acceso al agua, tras comprobar los técnicos de la Junta en las lecturas semanales que vienen realizando que habían rebasado su límite.

Pese a estos cortes, Clavero ha señalado que el sector de los subtropicales puede pasar estos meses sin apuros, ya que el mango acabó su recolección el pasado noviembre, mientras que el aguacate se encuentra en plena cosecha.

"Ahora en invierno, podemos ir tirando con los chubascos que se produzcan, pero el problema lo podemos tener a partir de la primavera y el próximo verano, cuando empiecen a aumentar las temperaturas", ha precisado.

El representante de los regantes ha manifestado que si no llegan precipitaciones importantes y se prolonga la sequía, las siguientes campañas sí podrían verse comprometidas.

Ha indicado que se está ultimando un estudio sobre las casi 14.000 hectáreas de regadío existentes en la Axarquía y los recursos hídricos disponibles al margen del pantano, y ha apuntado que si entran en juego todos esos elementos -aguas regeneradas, fluyentes y subterráneas- "habría suficiente para regar sin problemas".

Los regantes trabajan desde el pasado verano en la constitución de una Junta Central de Usuarios para abordar sus demandas frente a la administración con una única voz, y en este sentido, la propia Junta les ha animado a que pongan en marcha este órgano.

Actualmente, sólo diez comunidades de regantes de la Axarquía cuentan con concesión de agua, 47 se encuentran en trámite de obtenerla y 12 tienen sus expedientes caducados.

Desde la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) en Málaga, su presidente, Baldomero Bellido, ha declarado que las consecuencias de la sequía, con los pantanos en niveles mínimos, se empiezan ya a notar y amenazan la producción de 2018.

Según Bellido, los embalses están "con reservas de subsistencia", y si las administraciones no acometen las infraestructuras programadas desde hace más de 22 años, "la situación puede ser muy preocupante".

Por ello, ha reclamado un pacto nacional en materia de agua que acabe con el "déficit estructural" y del que se beneficien también otros sectores como el turismo y el abastecimiento a la población.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD