01-01-2018 / 12:19 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha estimado el recurso de una aseguradora y revocado la sentencia de un juzgado de primera instancia de San Javier que la condenó a pagar un seguro de vida porque cuando se concertó, el asegurado no informó a la empresa de las patologías que sufría.

La sentencia indica que el juzgado estimó la demanda del asegurado y condenó a la compañía a pagarle 27.000 euros.

Además, le impuso la obligación de añadir a esa suma el interés correspondiente, incrementado en el cincuenta por ciento, según lo previsto en la Ley de Contratos de Seguro.

En su apelación, la aseguradora afirmó que el juzgado había incurrido en error al valorar la prueba y que no procedía estimar la reclamación porque su asegurado, al suscribir la póliza, no suministró, conscientemente, "datos relevantes sobre su verdadero estado de salud".

Esa omisión de padecimientos que ya existían con anterioridad a la firma del contrato de seguro debían tener como consecuencia que no fuese condenada al pago de la suma expuesta.

La sala estima la apelación porque el demandante, "pese a estar diagnosticado de tener problemas de tensión en los ojos como consecuencia de una tromboflebitis en el brazo izquierdo y de glaucoma bilateral y de estar sometido desde 2001 a tratamiento farmacológico y revisión cada seis meses, contestó negativamente a todas las preguntas que se le formularon".

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD