28-12-2017 / 17:30 h EFE

La intervención arqueológica realizada desde el pasado verano ha permitido descubrir un nuevo tramo de la muralla de la pequeña localidad abulense de Bonilla de la Sierra (123 habitantes), así como datar su origen entre los siglos XIII-XIV, ya que hasta ahora se desconocía.

Estos datos han sido dados a conocer hoy en nota de prensa por la Diputación abulense, durante la visita realizada a este municipio por el diputado de Cultura, Patrimonio, Juventud y Deporte, Eduardo Duque, acompañado por el alcalde y también diputado provincial, Honorio Rico.

La intervención arqueológica ha sido desarrollada por parte de la institución provincial, a través de una línea de ayudas cuyo objetivo consiste en "recuperar y poner en valor recintos amurallados en la provincia".

Los trabajos, que se han prolongado entre agosto y noviembre, han permitido descubrir un nuevo tramo de la muralla de Bonilla de la Sierra, así como fechar su origen, en torno a los siglos XIII-XIV y "ponerla en valor".

La intervención se enmarca dentro de la línea de ayudas, dotada con 50.000 euros, que la Diputación de Ávila ha destinado en 2017 a la recuperación y puesta en valor de recintos amurallados en municipios de la provincia que cuentan con la declaración de conjunto histórico o están en trámites de obtenerla.

Junto a Bonilla de la Sierra, también se han beneficiado de este programa los beneficios de Arévalo, El Barco de Ávila, Madrigal de las Altas Torres y Piedrahíta.

En el caso de Bonilla de la Sierra, la actuación, que se ha prolongado durante los dos últimos ejercicios, ha permitido trabajar en 30 metros de un recinto amurallado que consta de 1,1 kilómetros de longitud.

Según informa la institución provincial, el proceso de desamortización del siglo XIX, provocó un "importante expolio, hasta el punto de dejar prácticamente sin piedras los lienzos de la muralla".

Las obras intramuros acometidas en el lienzo sur han dejado al descubierto hasta dos niveles sucesivos de pavimento, "a modo de opus signinum -mortero de cal, arena y pequeños fragmentos de roca-", que se encontraban en un avanzado estado de deterioro", lo que ha obligado a "protegerlos, cubriéndolos".

Pero estas excavaciones también han contribuido al hallazgo de restos de cerámicas y una fíbula de bronce de época vettona, que correspondería a algún abalorio conservado, según Jesús Caballero, de la empresa Castellum, que se ha encargado de realizar los trabajos arqueológicos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD