10-02-2010 / 19:20 h EFE

Los neoyorquinos se levantaron con una ligera capa de nieve que ha ido aumentado en grosor a medida que el centro de la borrasca que afecta al noreste de Estados Unidos se acerca a la Gran Manzana, en donde se espera que al final del día se haya acumulado algo menos de medio metro de nieve.

En su conocido Central Park se han visto hoy a algunos neoyorquinos practicando esquí de fondo, mientras que en las paradas de autobús del centro de Manhattan muchos usuarios han tenido que trepar pequeños montículos de nieve para acceder al transporte público.

La tormenta se espera que deje al final del día una capa blanca de entre 30 y 35 centímetros en la ciudad, que el pasado fin de semana logró "librarse" de la gran nevada que paralizó Washington y otras grandes ciudades de la costa este.

Sin tanta suerte esta vez, la llegada de la nieve obligó a las aerolíneas a cancelar la mayoría de sus vuelos en los aeropuertos que sirven al área de Nueva York- LaGuardia, John F. Kennedy y Newark, explicó a Efe un portavoz de la entidad que los gestiona, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

Las autoridades han reforzado los servicios de transporte público, como el metro y los trenes de cercanías, ante el consejo del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, de que hoy se dejen los automóviles en casa a la hora de llegar al trabajo.

Pese a la nieve, la mayoría de las grandes empresas y los comercios de la Gran Manzana abrieron sus puertas por la mañana, al igual que los mercados financieros de Wall Street, aunque una buena parte podrían dejar a sus empleados regresar antes a casa por precaución, informó la prensa local.

El municipio activó la pasada madrugada su dispositivo de emergencia para poner en marcha un ejército de 1.600 máquinas quitanieve y 365 camiones, que repartirán unas 100.000 toneladas de sal por los más de mil kilómetros de calles y autopistas de la Gran Manzana a lo largo de esta jornada.

Las escuelas públicas y la mayoría de las privadas permanecerán cerradas todo el día a como medida de precaución ante la intensidad de la tormenta, que se espera llegue a su punto álgido por la tarde.

Las autoridades también ordenaron el martes el cierre de los tribunales de la zona metropolitana, con la excepción de las salas de guardia.

Sus responsables aseguran que es la primera vez que se toma con antelación esta medida de precaución, con la que quieren evitar que sus empleados, los abogados y los jurados tengan que desplazarse en medio de la tormenta.

Asimismo, la emblemática sede de Naciones Unidas, en el centro de Manhattan, también amaneció cerrada después de que el organismo decidiera cancelar todas sus actividades a causa de la nevada.

En consecuencia, el Consejo de Seguridad tuvo que suspender una reunión sobre el funcionamiento y el futuro de las misiones de paz, mientras que el secretario general de la institución, Ban Ki-moon, pospuso las reuniones y entrevistas que tenía programadas, dijeron fuentes del organismo.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2017
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD