04-12-2017 / 19:59 h EFE

La campaña de inspección de autobuses escolares que ha llevado a cabo la Policía Local de Zaragoza ha concluido con ocho denuncias a los veinticuatro vehículos analizados.

La campaña ha consistido en la inspección de que autobuses y conductores dispongan de las autorizaciones y documentación necesarias para la prestación de este servicio.

Asimismo, se ha verificado que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo sean los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

Dos de las denuncias están relacionadas con la autorización especial para el transporte escolar y una relativa a las puertas y a sus dispositivos de accionamiento y otras cinco han sido por temas diversos de carácter general.

Desde la Policía Local se valora positivamente el resultado de esta campaña, prácticamente idénticos a la realizada hace un año y se encuadra dentro de los buenos datos de siniestralidad obtenidos por el Ayuntamiento gracias a las medidas preventivas impulsadas con campañas de este tipo, según las citadas fuentes.

Desde el curso escolar 2007-2008, todos los vehículos dedicados al transporte escolar deben cumplir los requisitos que se recogen en la normativa sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores.

Entre ellos, la obligatoriedad de que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, la antigüedad máxima de los vehículos, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar señal de transporte escolar, entre otros.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD