04-12-2017 / 17:10 h EFE

La Policía Foral ha detenido en Pamplona, Sangüesa y Berriozar por diferentes delitos de hurto y robo con fuerza a cuatro personas, dos de ellas menores de edad que fueron sorprendidos por la Policía Municipal de Berriozar.

En una nota, el cuerpo autonómico señala que uno de los detenidos es un ciudadano búlgaro de 26 años, sin domicilio conocido, acusado de un delito de hurto por hechos sucedidos en un establecimiento hostelero del barrio pamplonés de la Milagrosa.

Los agentes observaron un comportamiento extraño en dos varones que salían al exterior, por lo que los identificaron y comprobaron que uno de ellos portaba dos teléfonos móviles, aunque al preguntarle los policías sobre su procedencia comenzó a mostrarse cada vez más nervioso.

Los agentes accedieron al local y preguntaron si alguien echaba en falta algún teléfono móvil, momento en el que uno de los clientes se percató de que se lo habían sustraído. Tras comprobar que efectivamente era su smartphone, los policías forales detuvieron al presunto ladrón. Se ocupa de las diligencias el Juzgado de Instrucción número 5 de Pamplona.

Por otra parte, agentes de La Policía Foral de la comisaría de Sangüesa han detenido a un varón de nacionalidad rumana de 33 años, tras hurtar presuntamente varios productos alimentarios en un establecimiento de la localidad.

El detenido, que cuenta con más de una decena de antecedentes policiales por hechos similares, fue sorprendido gracias a las cámaras de vigilancia instaladas en el local y detectado poco después por la Policía Municipal en otro establecimiento comercial.

R.N.S. reconoció haber hurtado los productos y, al no tener domicilio conocido, fue detenido y trasladado a dependencias de la Policía Foral. Un equipo de Policía Judicial de Pamplona Norte confeccionó el atestado que fue remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz.

En el tercer suceso, la Policía Municipal de Berriozar ha puesto a disposición de la Policía Foral a dos menores acusados de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, después de que fueran sorprendidos por los agentes municipales cuando trataban de acceder al interior de un colegio en Berriozar, para lo que habrían forzado una de las puertas de entrada al edificio.

Los menores, de 16 años de edad, deberán comparecer en la Fiscalía de Menores de Pamplona.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Abril 2018
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD