04-12-2017 / 16:30 h EFE

Representantes de las provincias de Castellón y Teruel han puesto hoy en común el plan de coordinación de actuación ante nevadas, que primará los cortes de la A-23 y la N-232 para evitar el bloqueo de usuarios en las vías y agilizar la limpieza por parte de los servicios de Fomento.

El subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, y su homólogo en Teruel, José María Valero, han celebrado la reunión del Comité Ejecutivo del Protocolo ante nevadas y situaciones meteorológicas extremas en la red de carreteras del Estado de sendas provincias, que ha tenido lugar en Castellón.

Barelles ha explicado que entre las medidas que se han acordado está la de primar el cierre al tráfico con carácter preventivo de la A-23 y la N-232 ante situaciones de nevadas importantes para evitar colapsos.

La reunión entre los representantes de Castellón y Teruel forma parte de la estrategia de colaboración y trabajo conjunto de ambas administraciones, ya que se trata de territorios limítrofes que comparten vías de alta capacidad.

El objetivo es "garantizar la seguridad de los conductores y dar una respuesta de forma inmediata ante cualquier situación meteorológica adversa".

De este modo, en la reunión se han fijado las bases para que tanto las unidades de carreteras de Castellón y Teruel como los subsectores de Tráfico de la Guardia Civil de ambas provincias tengan "canales de comunicación para compartir estrategias y adoptar medidas de manera conjunta porque cualquier decisión que se toma en una de las provincias tiene repercusión en la otra".

Como novedad, durante la reunión se ha abordado la directriz remitida por la Dirección General de Tráfico, dependiente del Ministerio del Interior, del pasado 8 de noviembre.

De la misma destaca que, "en la toma de decisiones respecto a la red de alta capacidad o con elevado tráfico, deberá primar siempre la prevención", es decir, el corte de la vía, para evitar que los usuarios queden atrapados en la misma, especialmente en la franja horaria de tarde y noche.

Esos cortes "preventivos" podrán ser "totales o parciales" y siempre "con suficiente antelación".

En el caso de la provincia de Castellón, esta situación se refiere a la A-23 y el puerto de Querol en la N-232, los dos ejes que suelen verse afectados con cada episodio de nevadas.

Asimismo, la directriz de Tráfico para esta campaña de vialidad invernal 2017-2018 "desaconseja, como norma general, el establecimiento de niveles rojos (uso de cadenas), por lo complejo de su gestión y control".

Por otro lado, desde este año, también se ha incluido a la Dirección General de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat dentro del protocolo provincial, con el fin de ampliar la coordinación y el trabajo de los efectivos técnicos y humanos al resto de carreteras, y se disponga en todo momento de la máxima información.

La Campaña de Vialidad Invernal 2017-2018 en la provincia de Castellón incluye un total de trece máquinas quitanieves; depósitos para albergar 765 toneladas de sal y 125.000 litros de salmuera; y cinco estaciones meteorológicas.

En cuanto a los medios humanos, el dispositivo está formado por cerca de 200 agentes de los tres subsectores de tráfico de la Guardia Civil de la provincia de Castellón y 41 personas del Centro de Conservación de Carreteras.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD