04-12-2017 / 14:19 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha absuelto a todos los acusados en el caso de la contaminación del río Segura, que comenzó a instruirse en el año 1999 a raíz de una denuncia de varias personas, y ha señalado en la sentencia notificada este lunes que el Juzgado abrió una causa general, además de que los hechos están prescritos.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe señala que la Sala "desconoce" por qué no se remitieron a reparto los hechos que no tenían relación directa con la denuncia inicial y sobre los cuales la instructora -Carmen Mérida- no podía tener competencia alguna por quedar fuera de su jurisdicción, en concreto, por corresponder a los Juzgados de Molina de Segura y Mula.

Además, la absolución -añade la sentencia- se adopta porque los hechos quedaron prescritos por la paralización de más de cinco años sufrida por el proceso en su tramitación.

Recuerda el tribunal que en junio de 1999 varias personas, entre ellas, la entonces concejal de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Murcia Concepción Hernández, presentaron una denuncia en el Juzgado contra la autoridades municipales, atribuyéndoles vertidos de aguas no tratadas al río Segura.

El Juzgado de Instrucción número Cuatro de Murcia, al que correspondió el asunto, acordó la apertura de diligencias y requirió determinada documentación a la asociación Ecologistas en Acción.

Ya en diciembre siguiente, dictó providencia por la que se ordenaba al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil efectuar "una investigación exhaustiva sobre las personas físicas o jurídicas que realicen vertidos de aguas residuales, con las necesarias tomas de muestras para su posterior análisis".

"Es decir -comenta el tribunal-, se procede a efectuar una investigación prospectiva sobre vertidos -se desconoce, además, qué clase de vertidos- que excede con mucho de la denuncia inicial, no acotándose el ámbito subjetivo ni territorial".

La sala no se explica tampoco por qué no fueron llamados a declarar de inmediato, trasladándoles la imputación que contra ellos existía, los entonces responsables de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y de la Comisaría de Aguas, ahora absueltos.

La sentencia pone como ejemplo de ello lo que ocurrió con el investigado Juan Cánovas, expresidente de la CHS, que tuvo que preguntar al final de su interrogatorio qué hechos en concreto se le atribuían, sin que la magistrada los precisara especifícamente.

La vista oral de la causa que ahora concluye con la absolución de todos comenzó el pasado 13 de noviembre y continuó una semana después, con el planteamiento de las cuestiones previas.

En la segunda de esas sesiones, tanto el fiscal como las acusaciones populares ya retiraron su acusación contra dos de los acusados, el expresidente de la CHS Juan Cánovas y el responsable de una estación depuradora de Murcia, Román Garrido.

Ahora, la absolución se extiende también al expresidente de la CHS Antonio Nieto; al excomisario de Aguas José Alemán; al exgerente de la Empresa Municipal de Aguas José Luis Hervás, y al exalcalde de Alcantarilla Lázaro Mellado.

También queda absuelta la propia CHS, que había sido llevada al proceso judicial como responsable civil subsidiaria.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Junio 2018
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD