09-02-2010 / 14:00 h EFE

La Coordinadora Territorial de UPyD ha informado en un comunicado del el "plan de racionalización de la Administración de la Junta de Comunidades y del sector público regional", cuyas líneas fundamentales formarán parte de su programa electoral en 2011 para "hacer menos costosa, más eficiente y más profesionalizada la administración pública regional".

El partido de Rosa Díez ha detallado qué consejerías suprimiría: Cultura, Turismo y Artesanía; Presidencia e Industria, Energía y Medio Ambiente.

Las competencias de Cultura pasarían a Educación, las de Turismo, Artesanía e Industria a Trabajo, las de Medio Ambiente a Agricultura y el área de Presidencia en la Consejería de Administraciones Públicas, cuyo responsable sería el portavoz del Gobierno.

Por contra, UPyD ha demandado separar de nuevo las áreas de Salud y Bienestar Social, pues su unión -afirma- no ha servido para ahorrar, pues se han creado "innumerables puestos de coordinación", ni "tampoco ha supuesto una mejor gestión".

Además, ha propuesto disminuir a la mitad el número de asesores o personal eventual de la Junta.

UPyD ha argumentado que una parte importante de esos asesores son "personas sin más méritos que su afinidad política al Partido Socialista y cargos públicos cesados en anteriores reestructuraciones del ejecutivo regional y no verdaderos técnicos expertos en las materias en que deberían asesorar a los puestos políticos de las Consejerías".

La reducción que propone UPyD sería del 30% en los puestos de libre designación.

También ha apostado por la desaparición de organismos autónomos como Instituto de la Mujer, el Instituto de la Juventud o el Instituto de Consumo, cuyas funciones volverían a ejercer las consejerías competentes, lo que permitiría prescindir de un importante número de puestos "políticos".

Y ha planteado la supresión de varias empresas públicas regionales, como la Empresa Pública de Gestión del Suelo de Castilla-La Mancha, cuyas funciones volverían a la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda.

En cuanto a Radio Televisión Castilla-La Mancha, la formación de Rosa Díez ha considerado "imprescindible una reestructuración en profundidad" que suponga una disminución en cuatro años de un 40 por ciento de su presupuesto.

Se haría, según UPyD, mediante la supresión de la gran mayoría de sus puestos directivos y la rescisión de los contratos con productoras externas.

Además, se situaría al frente del ente público a "un periodista de reconocida trayectoria, elegido por el consenso de todos los partidos políticos con representación en las Cortes regionales, con el fin de que esté fuera de todo servilismo al Ejecutivo regional como sucede hasta ahora con el actual director".

UPyD ha calculado que estas medidas supondrían un ahorro de un 25% en el gasto corriente de la Administración, además de mejorar la eficacia en la prestación de sus servicios a los ciudadanos.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2017
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD